ejercicio

Beneficios de trabajar la parte inferior del cuerpo

Las rutinas de ejercicio para la parte inferior del cuerpo no están sólo enfocadas en los glúteos, también deben fortalecer piernas, pantorrillas, tobillos y la espalda baja para ganar fuerza y evitar lesiones. Una rutina integral te permitirá mejorar los resultados estéticos y obtener beneficios a largo plazo en tu salud.  

 

Todo plan de ejercicio debe considerar rutinas para cada parte del cuerpo, desde la zona superior, la central y la inferior, donde se trabajen los distintos grupos musculares y se busque aumentar la fuerza, resistencia y la flexibilidad.  La parte inferior del cuerpo tiene algunos de los mayores grupos musculares: los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales. 

 

Desarrollar la parte inferior de tu cuerpo trae grandes beneficios, por ello, DEPORPRIVÉ, el comercio electrónico deportivo más grande de México, y el equipo de Live Sports te comparten las principales razones para incluir esta zona en tus entrenamientos: 

 

    • Fuerza y flexibilidad: trabajar los músculos de las piernas mejora el soporte del cuerpo. La zona inferior te permite sentarte, pararte, subir escaleras y desplazarte. Ejercicios como las zancadas te permitirán corregir tu postura y el desequilibrio de tus músculos. Además, trabajar esta zona te dará mayor fuerza para ejercicios abdominales y del tren superior. 
  • Articulaciones sanas: Que tus rodillas no te detengan. Estas articulaciones son de las más afectadas por la falta de actividad física y un estilo de vida sedentario. Realizar ejercicio para la parte inferior te brindará estabilidad en articulaciones, reducir el impacto y los dolores de rodilla. 
  • Equilibrio estético: Si sólo entrenas el tren superior del cuerpo, no permitirás que el desarrollo de tus músculos sea homogéneo, por lo que estéticamente se verá la diferencia. Piernas y glúteos fuertes son igual de importantes que unos brazos, pecho y espalda fortalecidos y marcados. 
  • Mayor quema calórica: Al ser un grupo muscular de gran tamaño, requiere mayor esfuerzo físico, concentración de oxígeno y aprovechamiento energético, por lo que el consumo calórico será mayor y la quema de grasa se logra más rápido.  

 

Recuerda que después de tu entrenamiento, es importante hacer ejercicios de relajación y enfriamiento de tus articulaciones, esto reducirá tu ritmo cardiaco y aumentará el flujo sanguíneo a todo tu cuerpo, previniendo lesiones y te ayudará a relajarte.  

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More