nutricion salud

¿Es posible prevenir el Alzheimer con dieta?

El Alzheimer es una enfermedad que genera mucho miedo. La idea de perder los recuerdos, de olvidar los rostros y los nombres de los hijos o nietos, la idea de no recordar ni el camino de regreso a la casa o el número de teléfono, es realmente aterradora. Los que han tenido experiencia directa con esta enfermedad, los que han cuidado a abuelos, amigos u otros familiares con Alzheimer lo saben bien.

 

La esperanza de médicos y científicos de todo el mundo es poder encontrar no solo una cura que nos permita recuperarnos del Alzheimer, sino también poder identificar métodos y estrategias para prevenir la enfermedad.

 

Entre estos últimos, parece que existe una dieta correcta. En particular, seguir una dieta mediterránea sería increíblemente beneficioso para la salud del cerebro y podría reducir el riesgo de Alzheimer. Así lo confirma un nuevo estudio realizado por miembros del DZNE, el Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas, que han observado los efectos de la dieta mediterránea en el cerebro y han realizado descubrimientos sorprendentes.

 

Para su estudio, los autores inscribieron una muestra de 512 personas. De estos, 169 se consideraron cognitivamente sanos, mientras que 343 tenían riesgo de desarrollar Alzheimer (por lo tanto, tenían un deterioro de la memoria subjetiva, un deterioro cognitivo leve o tenían una relación de primer grado con pacientes con Alzheimer).

 

Los autores analizaron las dietas de los participantes mediante una serie de cuestionarios y examinaron la atrofia cerebral a través de escáneres cerebrales, destinados a medir el volumen de sus cerebros. Finalmente, los investigadores observaron los niveles de biomarcadores de las proteínas beta amiloides y las proteínas tau en el LCR de los participantes.

 

Entonces, ¿es posible prevenir el Alzheimer? Los datos que surgieron de estas encuestas son sorprendentes. Aparentemente, quienes más se adhirieran a las pautas de la dieta mediterránea se habrían beneficiado de algún tipo de efecto protector para el cerebro. Los que no seguían una dieta mediterránea (y en general los que seguían una dieta poco saludable) tenían niveles más altos de biomarcadores en el líquido cefalorraquídeo. Estas personas también obtuvieron peores resultados en las pruebas de memoria.

 

Finalmente, los que siguieron la dieta mediterránea tenían un mayor volumen del hipocampo, es decir, el área del cerebro que representa el centro de control de la memoria, y que tiende a encogerse en presencia de Alzheimer o demencia.

 

La dieta mediterránea probablemente protege al cerebro de los depósitos de proteínas y la atrofia cerebral que pueden causar pérdida de memoria y demencia. Nuestro estudio sugiere esto. Pero el mecanismo biológico subyacente deberá ser dilucidado por estudios futuros.

 

Por lo tanto, la próxima investigación se basará en la misma muestra de pacientes e intentará identificar cómo la elección de alimentos puede afectar el envejecimiento cerebral.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More