belleza Tips

Cutículas: que son y cómo cuidarlas

Las cutículas son una protección natural de la piel que sirve para preservar la uña en crecimiento. Es una porción de piel más gruesa que en ocasiones tiende a levantarse, arruinando la manicura de manos y pies. Además, si las cutículas no se tratan adecuadamente, pueden provocar infecciones dolorosas. Sin embargo, una vez retiradas, las uñas quedarán mucho más bonitas y será posible aplicar el esmalte de uñas.

 

Qué son las cutículas y por qué es importante mantenerlas hidratadas

 

Las cutículas juegan un papel importante en la protección de la uña de gérmenes y bacterias. Las cutículas son, de hecho, una auténtica barrera que protege la base de la uña y evita que entre en contacto con agentes externos. Esto explica por qué nunca debes arrancarlos con la boca pero debemos cuidarlos con herramientas especiales.

 

Eliminar completamente las cutículas cortándolas es muy dañino porque de esta forma privamos a nuestra piel de una barrera natural, arriesgándonos a encontrar microheridas e infecciones difíciles de curar. Sin embargo, en ocasiones las cutículas se espesan y se levantan, creando un efecto antiestético que arruina nuestra manicura.

Para tener unas uñas impecables, por lo tanto, es necesario cuidar las manos y los pies comenzando desde las cutículas, tratándolas con herramientas especiales y tratando de mantener la zona bien hidratada.

 

Lo primero que debes de comprar si no lo tienes ya, es un palo de madera de naranjo. Esto servirá, una vez que tus manos estén blandas, para empujar las cutículas hacia atrás. Sin embargo, antes de proceder a eliminar las cutículas, es necesario realizar un paso fundamental, que es hidratar la piel y las uñas. En este sentido, puedes utilizar una crema de manos pero los mejores resultados se obtienen aplicando un aceite específico para el cuidado de las cutículas.

 

Hidratar las cutículas antes de retirarlas

 

Antes de tratar las cutículas, siempre debes eliminar muy bien todo rastro de esmalte de uñas anterior para trabajar la uña lo más limpia posible. Entonces, un paso fundamental es preparar la piel para el tratamiento tratando de suavizarla lo máximo posible.

 

Primero debes sumergir tus manos en un recipiente lleno de agua ( tibia) y aproximadamente 15 ml de aceite hidratante. Recomendamos utilizar aceite de almendras que es famoso por sus propiedades hidratantes y emolientes pero, si no lo tenemos en casa, incluso el aceite de oliva muy común puede realizar esta función.

 

Dejamos las manos (o pies, si estamos realizando pedicura) sumergidas durante unos 5-10 minutos, y, transcurrido este tiempo, procedemos a una hidratación profunda de las uñas.

 

Cómo deshacerse de las cutículas

 

Una vez que el área de la uña esté bien suavizada, se pueden quitar las cutículas. El palo de naranjo será tu aliado más preciado porque, gracias a su punta oblicua y plana, es capaz de empujar suavemente las cutículas hacia atrás, es decir, hacia la base de la uña. Para realizar esta operación es recomendable colocar la mano sobre una superficie plana y sujetarla firmemente para no lastimarse accidentalmente.

 

De hecho, es importante no presionar demasiado para no dañar la piel. También existen en el mercado empujadores de cutícula de acero que tienen la ventaja de ser muy resistentes, sin embargo hay que tener cuidado de no ejercer demasiada presión sobre los dedos.

Una vez empujadas las cutículas hacia la base, puedes empezar a retirarlas con la punta del palo de madera, siempre con mucha suavidad para no provocar pequeñas lesiones en la piel. Si, una vez finalizada esta operación, quedan algunos trozos de piel, es recomendable cortarlos con un cortador específico para completar la eliminación de las cutículas.

 

Eliminar las cutículas y cuidar tus uñas manteniéndolas hidratadas es una parte importante de toda rutina de belleza dedicada a las uñas: de esta forma la manicura será siempre perfecta.

Desafortunadamente, sin embargo, las cutículas, que son en efecto parte de las uñas, tienden a volver a crecer. Para intentar frenar el alargamiento, puedes utilizar productos específicos diseñados específicamente para mantener la zona hidratada. El aceite es sin duda una herramienta preciosa ya que, gracias a los nutrientes que contiene, ayuda a fortalecer la uña y hacer que crezca fuerte y saludable. Particularmente indicados son, además del aceite de almendras, también el aceite de jojoba y ricino. Además de los aceites, también es posible encontrar en el mercado complementos, que al igual que los utilizados para estimular el crecimiento del cabello, ayudan a las uñas a fortalecer y limitar la presencia de cutículas.

 

¿Es realmente necesario cortar las cutículas?

 

No existe una respuesta unívoca y definitiva a esta pregunta porque cortar o no cutículas depende de un caso a otro. En presencia de cutículas muy evidentes y gruesas puedes plantear cortarlas, mientras que si no son muy visibles es preferible simplemente empujarlas hacia atrás con el palito. En el mercado también existen sets para el cuidado de la piel alrededor de las uñas que generalmente también incluyen el cortador de cutículas.

 

Sin embargo, esta herramienta debe utilizarse con extrema delicadeza y precisión para no causar heridas en la piel. Hay que recordar, de hecho, que con el cortaúñas solo hay que eliminar el exceso de cutículas: excederse en la limpieza nunca es bueno porque corres el riesgo de eliminar también una barrera natural de nuestras uñas contra la suciedad y las bacterias.

 

En los últimos años ha surgido una nueva tendencia en el cuidado de las uñas, la llamada «manicura rusa». Es una práctica para el cuidado de las uñas que implica un uso extensivo del cortador. Inicialmente visto con un poco de sospecha, es una técnica que ahora es muy utilizada, sin embargo es un tratamiento profesional que, aunque da excelentes resultados, solo debe ser realizado por operadores expertos.

Una vez limpias y bien hidratadas, nuestras uñas están listas para ser decoradas con la última moda.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More