Artículos Especial

Fortalecer los servicios de urgencias, una necesidad cada vez más notable en México

Promovido por la Sociedad Europea de Medicina de Emergencia, el 27 de mayo se celebra el Día Mundial de la Medicina de Emergencias, con el objetivo de concientizar sobre la necesidad de contar con sistemas urgencias desarrollados, preparados y organizados, para poder aumentar la supervivencia y reducir la discapacidad, después de cualquier tipo de situación médica urgente.

 

De acuerdo con el Dr Daniel Sánchez Arreola, Presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencia (SMME), los servicios de atención de urgencias han tomado relevancia en el país con los últimos acontecimientos, considerando que es indispensable establecer estrategias o programas de largo alcance enfocados a prevenir y reducir tanto los riesgos como los daños en la salud pública.

 

El aumento en la demanda y la congestión de los servicios de urgencias producen retraso en la atención de los pacientes, repercutiendo directamente en la calidad de la atención que se presta en los mismos. Para fortalecer los servicios de emergencias, se requiere trabajar en tres aspectos principales: 

 

  1. Mejorar los sistemas prehospitalarios: Los servicios de atención prehospitalaria requieren un entrenamiento formal y así lograr una mayor coordinación y mayor orden.

  • Favorecer la infraestructura de los hospitales: México ocupa el tercer lugar entre los países de la OCDE que menos recursos del producto interno bruto que asigna para la salud: el 5.8% del gasto total frente al 9% del promedio de los países miembros de este organismo. Todos los espacios deben estar equipados y con el personal suficiente para resolver la atención de las urgencias en situaciones ordinarias y extraordinarias  como el caso de los deastres.

 

  1. Mayor reconocimiento al personal de urgencias. Lamentablemente aun existen hospitales donde no cuentan por lo menos con un médico urgenciólogo. No se tienen   datos actuales, sin embargo, en el 2018 se consideraba que existían cerca de 3,500 urgenciólogos a nivel nacional, por esta misma razón no se lograban cubrir todos los segundos turnos de los hospitales del segundo nivel. Con la pandemia ha sido más evidente este problema

 

  1. Rectoría.- En México no existe un órgano federal que dicte protocolos. Es importante unificar los criterios en la formación de técnicos, equipamiento, certificación del personal para la respuesta de un mejor manejo de las emergencias y desastres. 

 

Además, para que un sistema de urgencias médicas funcione adecuadamente y obtener el máximo beneficio posible, es indispensable que se pueda tener acceso  de forma gratuita, rápida y ágil,  y así disminuyan, en lo posible, los tiempos de respuesta”, hizo hincapié el especialista.

 

“Una de cada dos personas durante alguna etapa de su vida requerirá ser atendida en un servicio de urgencias. El urgenciólogo especialista auxiliado por los recursos tecnológicos y físicos apropiados, brindará una rápida, oportuna y eficiente atención, ofreciendo una toma correcta de decisiones para limitar el daño, disminuir las secuelas, acortar el tiempo de convalecencia”, finalizó el presidente de la SMME. 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More