ejercicio Tips

5 consejos para entrenar después de trabajar de noche

Hacer ejercicio después de un turno de noche puede ser muy difícil y desafiante para muchas personas. Sin embargo, sabemos muy bien que hacer nuestros 150 minutos de actividad física a la semana realmente puede mejorar nuestra salud, e incluso podría contrarrestar los efectos secundarios del trabajo nocturno. Pero en este punto, ¿cuándo es mejor entrenar? 

 

En este artículo veremos cuáles son los efectos del trabajo por turnos en la salud, ¡y descubriremos cómo cuidarnos también gracias al deporte!

 

Como mencionamos, trabajar de noche se asocia con un mayor riesgo de experimentar problemas de salud. De hecho, investigadores de todo el mundo han descubierto que este tipo de actividad laboral puede incrementar el riesgo de cáncer, enfermedades gastrointestinales, alteraciones del sueño, ritmos circadianos alterados y otras enfermedades.

 

Para proteger tu salud, es fundamental llevar un estilo de vida saludable. En particular, será necesario prestar mucha atención a la higiene del sueño y establecer una rutina lo más regular posible.

 

Además, será necesario comer de forma saludable, realizando las comidas en horarios regulares. Evita tomar estimulantes (como té, alcohol y cafeína) antes de acostarte y llénate de sol y vitamina D siempre que puedas.

 

Y hablando de vitamina D y paseos al aire libre, no podemos evitar querer hacer un trote saludable en medio de la naturaleza. Como hemos visto, la actividad física debe ser parte integral de la vida de cada uno de nosotros, incluidos los trabajadores por turnos.

 

Claro, organizarse será un poco más complicado, pero no imposible. El verdadero desafío es encontrar la energía, el tiempo y la determinación para hacer deporte.

 

Entonces, veamos cuáles son los consejos para capacitarse al realizar un trabajo como este:

 

  1. Entrenar después de despertar: esta es probablemente la mejor opción. Después de recuperar energías, puedes ponerte el chándal, los tenis y hacer deporte. Al hacerlo, no te arriesgarás a dejar de lado tu entrenamiento.
  2. Caminar o ir en bicicleta al trabajo: por supuesto, esta opción solo es viable si el lugar de trabajo se encuentra a una distancia razonable de tu hogar. Si es así, puedes hacer ejercicio en el camino.
  3. Entrenamiento durante el descanso: puedes aprovechar este momento para salir a caminar o hacer jogging.
  4. Haga ejercicio inmediatamente después del turno de trabajo: Algunas personas prefieren entrenar después del trabajo. En realidad, no existe una regla fija, pero si tienes que elegir entre el gimnasio y dormir, esta última será la opción más adecuada. Siempre puedes ejercitarte después de un sueño saludable.
  5. Evita entrenar justo antes de irte a dormir: incluso en este caso, esta no es una regla que se aplica a todos, pero muchas personas tienen dificultades para conciliar el sueño después de hacer deporte. Si es tu caso, entrena a distancia desde el tiempo dedicado al descanso.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More