salud Tips

Que no comer durante el embarazo: 5 alimentos que debes evitar

Seguir una dieta saludable es muy importante en cada etapa de nuestra vida, pero se vuelve aún más importante cuando estamos esperando un bebé. Todos sabemos que algunos alimentos están estrictamente prohibidos durante el embarazo, mientras que otros deben tomarse con especial cuidado.

Lo mismo ocurre con algunas bebidas, como las alcohólicas, que no deben consumirse durante los meses de embarazo y lactancia.

Las futuras madres saben muy bien que para proteger la salud de sus pequeños y apoyarlos en su desarrollo, es necesario seguir unas sencillas pero valiosas indicaciones. Conocemos bien los más comunes. Durante el embarazo no debes fumar, no debes beber alcohol, debes lavar bien los alimentos frescos (como frutas y verduras) y – sobre todo – no debes comer por dos.

Además, durante este período en particular es importante llevar una dieta equilibrada, que incluya todos los nutrientes necesarios para tu salud y la de tu bebé. Por eso, no deben faltar carnes, pescados, carbohidratos, frutas y verduras.

Entre estas categorías de alimentos, sin embargo, hay algunos alimentos que no debemos comer durante el embarazo, pero ¿cuáles son?

5 alimentos que no debes comer durante el embarazo

Entre los alimentos para no comer durante el embarazo se encuentran las carnes crudas, algunos tipos de quesos y algunas cosas más. Aquí hay una lista que debe tener en cuenta.

 

  1. Carne cruda y salchichas: alimentos como la mortadela, el salami, el jamón crudo, las salchichas, etc. pueden causar toxoplasmosis, una condición potencialmente peligrosa para el bebé.
  2. Huevos crudos (aunque presente en algunos postres, como mousse). Cuando se cocinan, los huevos son seguros para la mamá y el bebé, pero si se comen crudos pueden causar salmonella.
  3. Quesos blandos: evita quesos como el gorgonzola, el brie, el camembert, etc. El riesgo es desarrollar listeriosis, una enfermedad que puede tener graves consecuencias para el bebé, provocando complicaciones como parto prematuro, aborto espontáneo o incluso muerte fetal.
  4. Leche cruda: siempre es mejor hervir la leche antes de beberla, para eliminar la posible presencia de patógenos.
  5. Pescado fresco y marisco crudo o ahumado. Los amantes del sushi tendrán que renunciar a este pequeño placer, a menos que el pescado esté cocido y seguro. De lo contrario, el riesgo de contaminación con Norovirus, Listeria, Salmonella, Escherichia Coli y otros agentes nocivos podría poner en peligro la salud de la madre y el bebé.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More