salud

Beber demasiadas bebidas energéticas te puede mandar al hospital

¿Cuántas bebidas energéticas puedes beber al día? ¿Y cuál es el umbral que nunca debemos cruzar? Ciertamente no deberíamos beber cuatro latas al día, como hizo un estudiante universitario que terminó en el hospital hace unos meses por beber demasiadas bebidas energéticas. El protagonista de esta historia es un chico de 21 años que desde hace dos años toma 4 bebidas energéticas al día, todos los días.

 

Este hábito malsano puede haber dañado la salud de su corazón. El caso de este paciente fue ilustrado en un artículo publicado en BMJ Case Reports. Desde que adquirió el hábito de beber tantas bebidas energéticas, el joven ha comenzado a sufrir problemas como taquicardia, indigestión y temblores.

 

En los últimos meses su estado había empeorado a tal punto que se vio obligado a dejar sus estudios. El joven se sentía muy mal y siempre estaba cansado. Tras someterse a una serie de pruebas, el paciente descubrió que padecía dos enfermedades muy graves:  insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal.

 

En cuanto a los problemas renales, parece que el joven padecía una afección preexistente (y nunca diagnosticada) conocida como uropatía obstructiva crónica, una disfunción renal causada por una obstrucción en el flujo urinario.

 

Demasiadas bebidas energéticas son malas para tu corazón

 

¿Qué pasa con los problemas cardíacos? Los autores han considerado varias hipótesis y realizado numerosas pruebas y exámenes, pero la única explicación plausible es que el joven pudo haber tomado demasiadas bebidas energéticas.

 

Además, estudios anteriores ya han confirmado que las bebidas energéticas son peligrosas para el corazón. De hecho, la ingesta excesiva de estos productos podría provocar un aumento de la presión arterial y ritmos cardíacos anormales.

 

Este caso destaca aún más los peligros cardiovasculares potenciales de las bebidas energéticas en personas susceptibles. Se deben proporcionar advertencias claras sobre los peligros cardiovasculares potenciales de consumir bebidas energéticas en grandes cantidades.

 

Después de 58 días en el hospital, el joven de 21 años finalmente ha sido dado de alta. Dejó de tomar bebidas energéticas y, gracias al tratamiento médico, su condición cardíaca mejoró significativamente.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More