Sin categoría

¿Realmente funciona la presoterapia?

¿Funciona la presoterapia? Esta es una de las preguntas más frecuentes de las mujeres que luchan contra la retención de líquidos y la celulitis en busca de soluciones efectivas para combatirlas. Teniendo en cuenta los costes no realmente económicos de este tratamiento estético, es comprensible preguntarse si es apropiado someterse a él y si se pueden obtener resultados concretos en poco tiempo. Así que veamos en concreto qué es la presoterapia, para qué se utiliza y cuáles son los beneficios y contraindicaciones de este tratamiento estético que promete vencer las imperfecciones, los edemas y la hinchazón de la piel.

 

Presoterapia: como funciona

La presoterapia es un tratamiento estético que utiliza la presión sobre determinadas zonas del cuerpo para favorecer el flujo de líquidos y así mejorar la circulación y el drenaje. ¿pero cómo funciona?

 

En realidad es muy sencillo: se trata de una especie de masaje mecánico con un fuerte efecto drenante, que se realiza mediante cojines especiales conectados a un dispositivo electrónico y confeccionados para que el paciente los lleve en las zonas afectadas, especialmente piernas y abdomen, que , gracias a la presión ejercida por chorros de aire de diferente intensidad, se inflarán y desinflarán durante un cierto tiempo, generalmente 30 minutos, para facilitar el flujo de líquidos y ayudar a drenar y desinflar.

 

Como decíamos, los beneficios de la presoterapia se explotan especialmente en piernas y abdomen, pero no es tan raro usarla también para brazos y espalda. Para que la terapia funcione, sería bueno someterse a ella al menos dos veces por semana durante un mes. Si el problema no es tan intenso, también puedes bajarlo una sola vez, recordando siempre ayudar todo con un movimiento físico saludable, hidratación importante (al menos 2 litros de agua al día) y una dieta sana y equilibrada, favoreciendo alimentos que ayudan a desinflar.

 

¿Cuáles son los beneficios de la presoterapia?

La presoterapia beneficia tanto al sistema circulatorio como al linfático. Al mejorar la circulación, ayuda a reducir la retención de agua y, en consecuencia, a depurar y desintoxicar el organismo, como una dieta detox. Sus beneficios antiinflamatorios se harán evidentes en la mejora del tono de la piel, que está más oxigenada y con una tez más sana.

 

La presoterapia también funciona para la eliminación de las imperfecciones de la celulitis y promueve la pérdida de peso. Sin embargo, para que sus beneficios sean efectivos, será necesario combinar este tratamiento con una dieta equilibrada y una actividad deportiva practicada de manera constante.

 

La presoterapia también funciona como un verdadero masaje, aliviando los dolores musculares y relajando agradablemente a quienes se someten a la terapia, eliminando las tensiones acumuladas.

 

Presoterapia: contraindicaciones

¿Cuáles son las contraindicaciones de la presoterapia? En primer lugar, no se recomienda la presoterapia para quienes padecen flebitis, varices, trombosis, insuficiencia renal o hepática y diabetes. Si tienes dudas sobre someterte a esta terapia, debes consultar con tu médico o con el profesional experimentado con el que pretendes contactar para que te dé una opinión, para que puedas evaluar cada caso.

 

La presoterapia está fuertemente contraindicada para quienes se han sometido a operaciones de la piel o sufren insuficiencia cardíaca o problemas específicos – infecciones o dermatitis – en las áreas involucradas en el tratamiento.

 

Elige siempre profesionales que puedan asesorarte sobre el momento y la duración del tratamiento que mejor se adapte a ti y asegúrate de que los centros especializados en los que va a contar con todo el equipamiento adecuado, conforme a la normativa y adecuado para cada tipo de organismo.

 

¿Cuáles son los costos de la presoterapia?

Los costes de la presoterapia rondan los 1,000 pesos por sesión. Cada sesión dura unos 30 minutos y generalmente, para que la presoterapia dé sus beneficios, es necesario realizar al menos un ciclo de 10 o 12 sesiones. Es fundamental contar con el asesoramiento de un especialista sobre el momento y la duración del tratamiento que más se adapte a ti, valorando cada caso en particular.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More