nutricion salud

¿La falta de vitamina D engorda? Esto es lo que necesitas saber

La falta de vitamina D es un problema que afecta a muchas personas. Es un trastorno a menudo silencioso, del que no tenemos signos evidentes y que solo se puede sacar a la luz mediante análisis de sangre. Pero, ¿qué causa? Son muchos los aspectos del correcto funcionamiento del organismo ligados a la falta de vitamina D, veamos cuáles son.

 

Vitamina D: ¿que es y para que sirve?

La vitamina D, también llamada vitamina del sol, es sintetizada por la piel justo cuando nos exponemos a la luz solar. Es una sustancia muy importante para el funcionamiento normal de todo el organismo, particularmente útil para la salud de dientes y huesos. También actúa de forma significativa para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y del sistema nervioso central.

Finalmente, aunque nunca lo hubiéramos sospechado, juega un papel fundamental en la pérdida de peso, por lo que si buscas volver a estar en forma debes primero revisar tus valores de vitamina D y luego seguir una dieta balanceada rica en alimentos. que lo contienen.

 

¿Por qué la falta de vitamina D engorda?

 

En México, se ha documentado que la deficiencia de vitamina D es un problema de salud pública ya que afecta a 31.8% de las mujeres y 28.1% de los hombres y este aspecto, además de dificultar enormemente la pérdida de peso, aumenta el riesgo de padecer:

 

  • ansiedad
  • ataques de pánico
  • falta de concentración
  • depresión
  • fragilidad ósea
  • debilidad muscular

 

La vitamina D, a diferencia de las demás, es una hormona real que provoca un aumento del tejido adiposo y, en consecuencia, del peso corporal en quienes no la tienen. Empezando a integrar esta sustancia también y sobre todo a través de una dieta adecuada, podrás aprovechar las propiedades quemagrasas de la vitamina D, que además es capaz de acelerar el metabolismo y hacerte adelgazar.

 

Síntomas

Tener deficiencia de vitamina D no es una condición fácilmente identificable, porque hay pocos signos que actúen como una alarma. Los síntomas principales tienden a manifestarse solo cuando los niveles de esta sustancia son muy bajos.

La mayoría de las personas son asintomáticas, pero para un pequeño porcentaje de personas, estos son los principales síntomas observables:

 

  • fatiga recurrente
  • dificultad para pensar con claridad
  • dolor de huesos
  • huesos frágiles y fracturas recurrentes que luchan por sanar
  • debilidad muscular
  • dolor en las articulaciones

 

Efectos de la deficiencia de vitamina D

Entre las principales consecuencias de una deficiencia de vitamina D no tratada hay tres en particular, que queremos abordar.

 

Raquitismo

El raquitismo es una afección en la que los huesos están extremadamente debilitados y comienzan a deformarse para soportar el peso corporal. Las piernas pueden aparecer torcidas, la mandíbula deformada y la caja torácica hundida. Es una verdadera enfermedad por deficiencia de vitamina D, que afortunadamente es cada vez más rara en la actualidad.

 

Osteoporosis

La osteoporosis también causa debilitamiento de los huesos. Existe una reducción real de la masa mineral ósea que provoca frecuentes fracturas que son difíciles de reensamblar.

 

Enfermedades cardiovasculares

La falta de vitamina D también está involucrada en algunas de las enfermedades cardiovasculares más frecuentes como la diabetes y la hipertensión, por lo que en cuanto nos damos cuenta de que tenemos deficiencia es importante intervenir de manera oportuna.

 

4 cosas que no sabías sobre la acción de la vitamina D

 

1 – La vitamina D es capaz de reducir y eliminar el tejido adiposo ejerciendo una fuerte acción adelgazante. Además, es capaz de regular los niveles de hambre que muy a menudo son elevados en sujetos con deficiencia. El continuo estímulo del hambre es la principal causa de la obesidad, por eso es importante elegir siempre alimentos satisfactorios además de ricos en vitamina D para no excederse y sentirse satisfecho.

 

2 – La vitamina D aumenta la testosterona, famosa por ser la hormona quemagrasa, también mejora el tono muscular y la masa magra, especialmente si se apoya en una dieta saludable y actividad física constante. Aquellos con niveles bajos de esta vitamina son más propensos a problemas de retención de agua y manchas en la piel como la «piel de naranja», conocida por estar entre las dolencias más frecuentes, especialmente en las mujeres.

 

3 – Aquellos que tienen mucho sobrepeso tendrán una deficiencia crónica de vitamina D debido a que esta sustancia permanece atrapada en la grasa y no se sintetiza y pone a disposición del cuerpo de manera efectiva. Por lo tanto, es aconsejable, cuando los análisis de sangre muestren una deficiencia importante, comenzar de inmediato una dieta saludable e integrar gradualmente la vitamina D en para que puedan trabajar en sinergia.

 

4 – La falta de vitamina D también engorda porque predispone a la depresión. De hecho, esta sustancia es capaz de regular el estado de ánimo y el bienestar de todo el cuerpo, tanto físico como mental. Ajustar los niveles de

serotonina que, si es baja, también son los principales culpables del insomnio o, en general, del sueño perturbado y nada reparador.

 

¿Qué puedes hacer para aumentar la vitamina D en el cuerpo? Sigue estos consejos.

 

  • Sigue una dieta equilibrada, asesórate con un nutricionista sobre los alimentos más adecuados para tu caso específico.
  • Si tu médico lo considera necesario, toma los suplementos según lo prescrito.
  • Intenta aumentar su exposición a la luz solar directa tanto como sea posible. Hacer deporte o simplemente caminar al aire libre podría ayudarte en este sentido.

 

Considera que el cuerpo humano debe consumir al menos 400 UI de vitamina D todos los días, pero hay que decir que con la edad avanzada y por lo tanto con el envejecimiento, el organismo se debilita y es capaz de sintetizar cada vez menos la vitamina. D. No en vano, en los ancianos suele ser bastante bajo y también puede haber problemas con los huesos y las articulaciones, las principales zonas afectadas por una deficiencia de esta sustancia. Por último, es importante destacar que la vitamina D, a diferencia de otras que se eliminan con el sudor, las heces o la orina, puede almacenarse.

 

El consejo de exponerse al sol sigue siendo válido para todos, pero hay reglas muy específicas a seguir.

 

  • Evita las horas más calurosas, que suelen ser la mitad del día, prefiriendo las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde.
  • 15 minutos de exposición son suficientes para almacenar vitamina D, no te quedes demasiado tiempo así evitarás molestas quemaduras.
  • Si eres estricto con las dos reglas descritas anteriormente, puedes evitar el uso de protector solar en los primeros minutos de exposición al sol, pero este aspecto es sumamente importante y te recomendamos que consultes con tu dermatólogo.

 

Alimentos ricos en vitamina D.

Según algunos estudios, la ingesta de ciertos alimentos ricos en vitamina D puede hacer que pierdas peso rápidamente, recuperando tu forma física en poco tiempo. ¿De qué estamos hablando? Aquí hay una lista útil para ajustar.

 

  • Peces:

– salmón

– trucha

– arenque

– pez espada

– Anguila

– caballa

– atún

 

  • Leche
  • Manteca
  • Huevos
  • Champiñones
  • Yogur
  • Cereales
  • Jugo de naranja

 

Es bueno recordar no excederse en la ingesta de los alimentos antes mencionados, para no incurrir en efectos indeseables, incluso graves como vómitos, náuseas, cálculos renales y problemas cardíacos.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More