ejercicio

Prevención de lesiones deportivas comunes

 

No solo los profesionales tienen lesiones deportivas. Por ello, expertos del Hospital Houston Methodist te explican lo importante que es no excedernos para evitar lesiones. Aquí tienes 5 tips para un entrenamiento más seguro

 

Las lesiones deportivas son muy comunes, pero no son exclusivas de los profesionales, también haciendo ejercicio o jugando de forma recreativa podemos sufrir golpes que pueden ir desde los más comunes y simples, hasta algunos que requieran de atención médica.

El Dr. Alex Schroeder, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist, recomienda a las personas que practican deporte a equilibrar su entrenamiento realizando una variedad de actividades en lugar de concentrarse en una sola durante largos períodos de tiempo.

“Los deportistas suelen esforzarse demasiado para lograr el rendimiento óptimo en un deporte. Los jugadores de béisbol, softbol y tenis pueden sufrir lesiones por uso excesivo del hombro o dolor en el codo por lanzar demasiado fuerte o con demasiada frecuencia. Los corredores pueden desarrollar dolor alrededor de la rótula o dolor en las espinillas por exagerar en sus entrenamientos”, explicó el Dr. Schroeder.

Las personas que practican deportes que implican paradas repentinas, saltos y cambios de dirección corren el riesgo de sufrir lesiones en la rodilla.
“Es común tener lesiones de rodilla como desgarres de menisco o del ligamento cruzado anterior (LCA) en deportes como futbol o baloncesto. Con desgarres de menisco y desgarres de LCA, es mejor buscar atención médica de inmediato,” agregó el Dr. Schroeder.

La prevención es clave
Evitar una lesión deportiva antes de que suceda puede ser una de las mejores formas de mantenerse activo y en el juego, por ello, el Dr. Schroeder nos dio los siguientes consejos para ayudar a los deportistas y a la gente en general a prevenir lesiones deportivas al ejercitarse:

•    Siempre usa zapatos que te queden bien y usa el equipo adecuado para el deporte que vas a practicar.
•    Empieza despacio con un nuevo régimen de entrenamiento. Los períodos de descanso también son importantes.
•    Calentar y estirar antes y después de hacer ejercicio.
•    Incorpora actividades de entrenamiento cruzado para una rutina de ejercicios equilibrada.
•    Evita jugar cuando estés cansado o con dolor. Escucha a tu cuerpo.

El Dr. Schroeder también busca hacer conciencia en los padres de los deportistas jóvenes para que tengan cuidado de no presionarlos demasiado.

“Es mejor dejar a tu hijo sentado por un período corto de tiempo con una lesión y sanar por completo, que lidiar con lesiones recurrentes. Anima a los niños a divertirse con una combinación de diferentes deportes”, finalizó.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More