Artículos ejercicio Especial

La alergia deportiva realmente existe y aquí están los síntomas más comunes

La alergia al deporte existe realmente y puede incluso ser fatal. No, estimado flojo, no estamos hablando de la clásica «alergia» al movimiento que te ha acompañado durante toda la vida. En realidad, estamos hablando de una reacción alérgica que puede desarrollarse en determinadas situaciones y debido a dinámicas muy específicas. La llamada anafilaxia inducida por el ejercicio es un problema extremadamente raro, que afecta a un pequeño porcentaje de la población y puede ocurrir durante o poco después del inicio de la práctica deportiva.

Como todos sabemos, la alergia generalmente se desencadena cuando entramos en contacto con sustancias a las que somos alérgicos (como el polvo o el pelo de perro). Sin embargo, cuando hacemos deporte no deberíamos desarrollar ningún síntoma, ya que una simple carrera no debería ponernos en contacto con alérgenos.

Bueno, aparentemente el esfuerzo físico puede desencadenar los síntomas de la alergia. Déjame ser claro, técnicamente no es posible ser alérgico al ejercicio. La reacción, también conocida como ejercicio o anafilaxia inducida por esfuerzo, ocurre debido a una respuesta anormal en nuestro sistema inmunológico, que libera histamina (que causa síntomas alérgicos e inflamatorios). Sin embargo, aún no conocemos el motivo de esta reacción.

Alergia al deporte, los síntomas de la anafilaxia inducida por el ejercicio

Antes de analizar los síntomas de la llamada alergia deportiva, veamos cuándo es más probable que ocurra este problema. Se ha observado que generalmente las personas que tienen este tipo de reacción la padecen cuando practican deporte tras ingerir determinados tipos de alimentos. Generalmente se trata de mariscos, tomates, cacahuetes y alimentos a base de cereales.

Las personas que padecen este trastorno, y que hacen ejercicio después de comer estos alimentos, corren el riesgo de experimentar síntomas como:

  • Urticaria
  • Mareo
  • Problemas respiratorios
  • Problemas digestivos
  • Colapso.

En definitiva, es un trastorno que no debe subestimarse. Para evitar correr riesgos, deberás acordar con tu médico si y cuánta actividad física realizar, y bajo qué condiciones. Por supuesto, será fundamental hacer deporte al menos 6 horas después de comer, evitar tomar los alimentos que puedan desencadenar el trastorno y llevar consigo los medicamentos adecuados contra el shock anafiláctico, para poder afrontar con prontitud cualquier complicación.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More