Artículos Especial salud

Bruxismo en tiempos de Covid: cómo proteger los dientes del estrés pandémico

Llevamos más de un año de pandemia y ha tenido y está teniendo efectos significativos en nuestra salud. Bruxismo, por ejemplo, ha subido de manera exponencial en las personas. La razón es muy sencilla. El bruxismo (es decir, la tendencia a apretar y rechinar los dientes durante el día y, especialmente, por la noche) generalmente es causado por el estrés y la ansiedad. Por supuesto, estos últimos no son las dos únicas causas del bruxismo. La maloclusión dental o el posicionamiento incorrecto de las arcadas dentales también pueden desencadenar este tipo de problemas.

Sin embargo, los expertos coinciden en que un buen porcentaje de casos de bruxismo se puede vincular precisamente a estados de estrés y ansiedad, como los que estamos viviendo durante este período de emergencia Covid 19.

La pandemia ha provocado angustia psicológica que va desde la ansiedad hasta la depresión y el trastorno postraumático. Todo esto afecta no solo a nuestra salud mental, sino también a nuestra salud física. Malestar estomacal, palpitaciones y bruxismo son solo algunas de las consecuencias de la pandemia en nuestro bienestar.

Covid y bruxismo, ¿cuáles son las soluciones?

El trastorno, que en muchos casos está evidentemente relacionado con el estrés pandémico, puede manifestarse de forma leve o más grave. Es fundamental poder identificar los síntomas para llamar la atención del dentista sobre el problema.

De hecho, este último podrá establecer la causa del bruxismo (o definir si se trata en realidad de estrés o de una maloclusión dental) y el tratamiento más adecuado. Hay que decir que actualmente no existen tratamientos farmacológicos para este trastorno, sin embargo el uso de una férula de descarga o guarda dental podría mitigar significativamente el trastorno.

Entre los remedios más interesantes contra el bruxismo también se encuentra el «yoga de la boca», es decir una serie de ejercicios que permiten relajar los músculos y tener una mayor conciencia de los movimientos que realizamos con la boca, incluso y especialmente los involuntarios.

¿Qué hacer para evitar el bruxismo?

  1. Aplicar hielo o calor húmedo en la mandíbula para calmar el dolor.
  2. Evitar comer alimentos muy duros para no forzar la mandíbula.
  3. No masticar chicle.
  4. Tomar mucha agua.
  5. Realizar estiramientos de los músculos de la boca.
  6. Mantener una dieta rica en calcio que ayude a proteger el esmalte.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More