Artículos bienestar Especial

La infancia feliz no garantiza una buena salud mental

Es un pensamiento general que el vivir una infancia difícil está relacionado con un mayor riesgo de padecer trastornos psicológicos, y que aquellos que viven una infancia feliz, quizás, tienen más posibilidades de tener una mejor salud mental. ¿Pero es esto una realidad? Para aclarar el tema hay un nuevo estudio realizado por miembros de la Universidad de Australia del Sur, según el cual una infancia pacífica y estable no asegura en absoluto que el niño no sufra trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión.

Los autores del nuevo estudio explican que, dado que tanto las experiencias negativas como las positivas de la niñez pueden estar relacionadas con problemas de ansiedad y otros trastornos mentales en la edad adulta, es probable que algo más juegue un papel clave. En realidad, podría ser la capacidad de adaptarse (o más bien la incapacidad de hacerlo) a escenarios inesperados en comparación con los que habíamos previsto.

El estudio nos muestra la naturaleza indiscriminada de las enfermedades mentales. También indica la existencia de otros factores de riesgo a tener en cuenta.

Psicología, infancia y adaptabilidad

Esta investigación muestra que las condiciones de salud mental no están determinadas únicamente por eventos de la vida temprana. Un niño que creció en un hogar feliz aún puede desarrollar un trastorno de salud mental. Sospechamos que nuestras expectativas sobre nuestro entorno y nuestra capacidad para adaptarnos a escenarios en los que nuestras expectativas no se cumplen están influyendo en las experiencias de angustia.

En resumen, incluso aquellos que viven en un entorno estable y de apoyo pueden desarrollar problemas psicológicos. Sin embargo, según los autores, la capacidad de adaptación a las situaciones que se nos presentan es fundamental:

Si, de niños, aprendemos a adaptarnos al cambio y a afrontar los problemas cuando las cosas no salen como queremos, es posible que estemos en una mejor posición para reaccionar ante el estrés y otros factores que aumentan el riesgo de sufrir trastornos de salud mental.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More