Artículos ejercicio Especial salud

Uso de cubrebocas durante el ejercicio: ¿existe algún riesgo para la función pulmonar?

El uso del cubrebocas durante la actividad física no afecta la función pulmonar. Mucha gente todavía hoy sostiene que usar cubrebocas es perjudicial para la salud. Creen que quienes usan estos dispositivos durante muchas horas experimentan dificultades respiratorias, riesgo de intoxicación por CO2 y otras consecuencias graves.

Un estudio publicado recientemente en Annals of the American Thoracic Society se ocupó de este otro falso mito sobre los cubrebocas. Los autores explicaron de una vez por todas que la barrera física creada por los cubrebocas no disminuye significativamente la función pulmonar, incluso durante la actividad deportiva intensa.

El nuevo estudio fue dirigido por miembros de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego. Los investigadores analizaron a fondo toda la literatura científica sobre los efectos del uso de varios cubrebocas y dispositivos en las respuestas fisiológicas y perceptivas durante la actividad física.

Pues bien, al examinar la gran cantidad de datos surgió que practicar deporte con el cubrebocas puede asociarse con la percepción de mayor esfuerzo. Sin embargo, en realidad no hubo efectos relevantes sobre la respiración, gases (como oxígeno y CO2 en la sangre) u otros parámetros fisiológicos.

La única excepción son los que padecen una enfermedad cardiopulmonar grave. En estas personas, cualquier resistencia adicional a la respiración (como el uso de un cubrebocas), o incluso cambios leves en los gases en sangre, podría causar una disnea lo suficientemente grave como para comprometer la capacidad de ejercicio.

En estos casos, estas personas pueden sentirse demasiado incómodas para practicar deportes y deben hablar este tema con su médico.

Para las personas sanas, sin embargo, el cubrebocas tiene una influencia insignificante sobre los marcadores fisiológicos, independientemente del tipo de cubrebocas que se use (quirúrgica, FFP2 o FFP3) y el tipo de ejercicio físico realizado.

Usar el cubrebocas puede resultar incómodo. Pueden ocurrir pequeños aumentos en la resistencia respiratoria. Y si haces ejercicio, el cubrebocas puede hacer que tu cara sude y se sienta caliente. Pero estas son percepciones sensoriales. No afectan la función cardiopulmonar en personas sanas. Entonces, si es cierto que la disnea podría aumentar debido a la cubrebocas, debe evaluarse frente al riesgo reducido de contraer COVID-19, sabiendo que la fisiología permanece sustancialmente sin cambios.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More