Artículos Especial salud

Apnea del sueño, problema de salud pública poco atendido, que puede ser mortal y que es curable

En México, 4% de hombres y 2% de mujeres sufren apnea del sueño, síndrome que se asocia con una mala calidad de vida y que provoca que las personas no logren un sueño reparador. Asimismo, la apnea del sueño es considerada un problema de salud pública por los daños que puede ocasionar, cuando se presenta (1).

Son varios los riesgos que enfrenta un paciente con apnea del sueño; entre los más comunes están los accidentes vehiculares, laborales o domésticos, así como síntomas depresivos y/o de ansiedad, problemas de memoria, atención, concentración y enfermedades cardiovasculares.

Según el Dr. Omar Ahmed, otorrinolaringólogo del Hospital Houston Methodist que se especializa en cirugía de los senos nasales, del sueño y de la base del cráneo, así como en cirugía del sueño, “la apnea del sueño puede tener muchas consecuencias si no se trata. El aumento de presión sobre los pulmones puede impactar el corazón, provocando hipertensión, problemas cardíacos, enfermedades cardiovasculares, arritmias, entre otras comorbilidades”.

El especialista explicó que existen dos tipos de apnea, “la apnea del sueño central, donde la conexión del cerebro para mandar la instrucción de respirar, por la noche, a veces se interrumpe, y luego está la apnea del sueño obstructiva, que es cuando la respiración realmente colapsa en las vías respiratorias superiores y no se puede obtener una buena oxigenación durante la noche.”

A la pregunta expresa de que, si la apnea puede ser mortal, el Dr. Ahmed comentó que sí, puede ser altamente letal si no se trata, “puede ser muy peligroso, aunque no de inmediato; pero también afecta la calidad de vida, ya que, si no descansas bien, no logras concentrarte o poner atención, y no sólo afecta el sueño, porque en realidad la apnea causa depresión y también muchos trastornos psicológicos.”

Respecto a si es más común en hombres o en mujeres, el especialista del Hospital Houston Methodist afirmó que, aunque el género o la edad no son indicativos, existen otros factores como el peso o la circunferencia del cuello que pueden determinar mayormente esta condición de salud.

Tratable con máquina, curable con cirugía

Si sospechas que padeces apnea del sueño, lo primero que debes hacer de acuerdo con el Dr. Omar Ahmed, es acudir con un especialista para realizar un estudio del sueño, en el cual “te conectan a un monitor y te observan de noche para conocer la gravedad de la condición, revisan tu nivel de oxígeno, además de que monitorean si hay obstrucción o no.”

“El primer tratamiento es probar con una máquina llamada CPAP, pero hay muchos pacientes que consideran la máquina como algo invasivo, ya que es una mascarilla que se usa por la noche y ejerce presión en la nariz y la garganta y ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias para que no colapsen por la noche.”

Si la máquina te resulta invasiva o molesta, existe la opción quirúrgica que consiste en colocar un dispositivo de implante en la parte superior derecha del pecho, el cual “lo conectamos al nervio de la lengua y así cuando el paciente se duerme, se enciende el dispositivo y empuja la lengua hacia adelante y abre las vías respiratorias; este dispositivo ha marcado una gran diferencia para muchos pacientes.”

Para finalizar el experto en Cirugía del sueño del Hospital Houston Methodist recomendó que, “si tienes dificultades fuertes para dormir, tienes que hacerte un estudio del sueño y si tienes apnea del sueño no la dejes sin tratamiento, ya que es muy importante tratarla para evitar problemas serios en el futuro.”

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More