Artículos Especial

Los 5 peores enemigos de la concentración

Muchas veces en nuestra vida, todos hemos sido incapaces de mantener la concentración. Probablemente te ha pasado, al menos una vez, preguntarte: «¿Por qué no puedo estudiar?». Cuando no completamos una tarea debido a la falta de concentración, a menudo terminamos sintiéndonos desanimados y perdiendo la motivación como hemos hablado en otras ocasiones.

Lamentablemente no hay remedios mágicos, no basta agitar la varita mágica para volver a enfocarnos y volver a los libros como si nada, pero seguramente identificar el factor que provoca la distracción es el primer paso para volver a tomar los libros de la mano con serenidad y eficacia.

Aquí te mostramos cuáles son los factores de distracción que dificultan nuestra concentración.

Primero debemos analizar nuestros hábitos, para identificar los verdaderos enemigos de nuestra concentración.  Aquí los más comunes:

  • Falta de sueño: sabemos lo importante que es dormir bien, pero el sueño suele ser un aspecto que descuidamos normalmente. Lo ideal sería dormir al menos 7/8 horas por noche. 
  • Celular: es innegable, pocos somos capaces de dejar o apagar el celular durante las horas de estudio. Pensamos inocentemente que un vistazo de vez en cuando no puede hacer mucho daño, pero en realidad incluso este simple gesto puede considerarse un gran enemigo de la concentración.
  • Interrumpir el estudio para responder un mensaje o para actualizar las páginas sociales (para ver algunas fotos o publicaciones) hará que perdamos el foco. Si a la falta de ganas de estudiar le sumamos frecuentes descansos de este tipo, será realmente imposible volver a concentrarse. Incluso simplemente levantar tu teléfono celular para ver las notificaciones puede ser una gran distracción.
  • Entorno circundante: el entorno ideal para promover la concentración debe ser tranquilo y ordenado. Evite estudiar en lugares demasiado ruidosos (con la televisión encendida o música de fondo, por ejemplo). Si te ves obligado a estudiar en un entorno así, considera comprar un par de audífonos que cancelan el sonido.
  • Multitarea: A veces, demasiado malo, y esto también es cierto cuando le pedimos demasiado a nuestro cerebro. A menudo puede suceder que quieras dar lo mejor de ti, intentando hacer demasiadas cosas en poco tiempo. Sobrecargarnos de trabajo y estudio, querer hacer varias cosas juntas para aumentar la eficiencia, podría provocar el resultado contrario.

Cómo encontrar concentración en el estudio

Hemos visto juntos cuáles son las causas de la falta de concentración, pero ¿cómo evitarlas? Empecemos por dormir bien, acostándonos a la misma hora si es posible, para regular nuestro ciclo de sueño. De esta forma será posible afrontar el día de la mejor forma posible.

Si tu celular y tu tablet son tus verdaderos enemigos, lo ideal sería silenciarlos o mejor aún apagarlos, para así eliminar la tentación de echar un vistazo. Si las ganas de estudiar ya son escasas estaremos más tentados a buscar una excusa para tomar el celular y distraernos. Si lo apagas por completo, no solo disminuirá la posibilidad de que esto suceda, sino que también reducirá las «distracciones de notificación» tan dañinas.

Finalmente, elige un ambiente relajante, como una habitación tranquila o una biblioteca o un parque. ¡De esta manera podrá concentrarse de manera más efectiva y lograr tus objetivos!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More