Artículos Especial

Lo que probablemente desconoces de la influenza

Entre los meses más fríos y calurosos, en el período de enero a finales de junio, una gran parte de la población se ve afectada por la influenza. Bajo el término “influenza” convergen varias enfermedades leves de las vías. respiratorias, pero es una enfermedad con síntomas y características muy específicas.

¿Qué es la influenza?

La influenza es una enfermedad infecciosa causada por un virus y es contagiosa. Reconocerlo es bastante sencillo, para ello basta una visita al médico familiar si presentas síntomas como fiebre, dolores musculares y articulares, congestión nasal y dolor de cabeza.

Dura entre 5 y 7 días y suele curarse de forma autónoma, aunque es bueno mantener la situación monitoreada.

¿Cómo prevenirla?

Es posible prevenirla y para ello se puede recurrir a pasos sencillos pero eficaces. La primera es sin duda lavarse las manos con frecuencia, de hecho, el virus es neutralizado por el jabón. No sufrir cambios excesivos de temperatura es una buena forma de evitar el estrés térmico en nuestro organismo, esto de hecho podría debilitar el organismo haciéndolo más propenso al virus.

Un tercer paso es recurrir a la vacuna antigripal, recomendada por la Organización Mundial de la Salud para quienes están en riesgo.

¿Por qué hay que repetir la vacuna anualmente?

La vacuna suele ser eficaz contra tres o cuatro tipos de influenza, sin embargo, debe tenerse en cuenta que cada año el virus cambia levemente, haciendo que la vacuna del año anterior sea ineficaz.

¿Qué tratamientos hay?

Además de la vacuna contra la influenza, existen varios tratamientos útiles para combatir los molestos síntomas de la influenza. En primer lugar es recurrir a fármacos como los analgésicos, que limitan el dolor de huesos y muscular, los antipiréticos para bajar la fiebre y los antibióticos (solo si los prescribe el médico tratante), con los que se traten las infecciones y bacterias.

Una buena regla general es darle a nuestro cuerpo tiempo para recuperarse, permitiéndose un período de descanso, comiendo regularmente alimentos grasos y no picantes y bebiendo en abundancia para mantenerse hidratado.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More