Artículos belleza Tips

Cómo reducir la temida celulitis

A medida que avanza el tiempo, la celulitis tiende a resurgir como un tema de preocupación entre muchas mujeres. No importa qué tanto ames tu cuerpo, la celulitis parece ser una de esas características que la mayoría de las mujeres piensan: «prefiero prescindir de ella». 

La celulitis consiste en depósitos de grasa inflamados que atraviesan el tejido conectivo debilitado de la piel y crean una apariencia de hoyuelos. Se ve con mayor frecuencia en las regiones de los muslos y la cintura, principalmente en las mujeres.

La celulitis es increíblemente común y afecta al 80-90% de las mujeres postadolescentes. Aunque el peso juega un papel importante, la celulitis afecta a personas de todos los tamaños corporales.

Como ya mencionamos, las mujeres son mucho más propensas a la celulitis que los hombres porque sus cuerpos almacenan más grasa, por naturaleza (particularmente en el abdomen y pelvis), y tienen menos tejido conectivo de apoyo para mantenerlo en su lugar (pues la piel necesita poder estirarse durante el embarazo).

Ahora debes de estarte preguntando: ¿qué causa la celulitis? La celulitis es causada por una combinación de genética, envejecimiento y estilo de vida.

Los factores hereditarios determinan cuánta celulitis habrá en tu cuerpo en relación con los factores de tu estilo de vida. A medida que envejecemos, los cambios hormonales debilitan el tejido conectivo de nuestra piel, lo que hace que la piel esté menos «tensa» y permite una mayor visibilidad de los depósitos de grasa subyacentes.

El estilo de vida también juega un papel importante, ya que afecta la cantidad de grasa que almacena en tu cuerpo. Cuanto más grande es el depósito de grasa, más empuja hacia la piel debilitada. Obviamente, una mala alimentación y la falta de ejercicio contribuyen al exceso de grasa corporal.

Aunque no existe una «cura» conocida para la celulitis, su apariencia se puede reducir significativamente mediante las siguientes prácticas:

Ejercicio

Un estilo de vida activo puede ayudarte a reducir la apariencia de la celulitis al disminuir el exceso de grasa y tonificar los músculos en las áreas propensas a la celulitis (los músculos más fuertes ayudan a tensar la piel en esa área).

Sin embargo, no te concentres sólo en el cardio. Si bien el ejercicio cardiovascular puede ayudar a mantener un peso y una composición de grasa corporal saludables, el entrenamiento de fuerza es más efectivo para aumentar el tono muscular, tensar la piel y reducir la apariencia de celulitis. Para reducir de manera más eficaz la apariencia de la celulitis, busca una rutina de ejercicios regular y equilibrada.

Beber agua

Mantenerte hidratado ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo, mantiene el tejido conectivo flexible y ayuda a mantener un peso saludable. Todo esto puede ayudar a reducir la cantidad de hoyuelos visibles.

Comer bien

Tener una dieta bien balanceada y rica en vegetales ayudará a reducir la inflamación y el exceso de grasa en tu cuerpo.

Limitar la exposición a toxinas

Nuestros cuerpos están expuestos a toxinas a través de los alimentos que comemos, el aire que respiramos y los productos que aplicamos a nuestra piel. Para limitar tu exposición, come alimentos orgánicos, no transgénicos, usa productos de limpieza y cuidado personal libres de químicos, no fumes y presta atención a la calidad del aire interior.

Sudar

Uno de los principales mecanismos de tu cuerpo para eliminar toxinas es la sudoración. Sin embargo, el uso de antitranspirantes bloquea los conductos sudoríparos, lo que evita la liberación de sudor y, por lo tanto, de las toxinas que tu cuerpo está tratando de eliminar. Trata de no usar antitranspirantes para que tu cuerpo lleve a cabo este proceso natural, te recomendamos usar un desodorante totalmente natural en su lugar. Además, asegúrate de sudar con regularidad, ya sea haciendo que tu corazón lata con actividad física o visitando un sauna si esa es una opción disponible para ti.

Humectar

Usa regularmente un humectante saludable y natural con ingredientes reafirmantes de la piel, como aceite de coco o aceite de almendras. El aceite de coco se absorbe fácilmente en la piel y ayuda a reparar los tejidos conectivos subyacentes, manteniéndolos saludables y flexibles.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More