Artículos Especial Tips

Remedios caseros naturales para la gripe

La temporada de frío se acerca y sabemos lo que eso significa: que más temprano que tarde, muchos de nosotros comenzaremos a tener secreción nasal, dolor de garganta, estornudos y tos.

Afortunadamente, existen muchos remedios naturales científicamente probados (y comprobados por nuestras abuelitas) que pueden ayudar a aumentar la inmunidad para luchar contra el resfriado común, tanto como medida preventiva como para ayudar al cuerpo a recuperarse rápidamente si se enferma.

El conocido «resfriado común” o gripe es una infección viral del tracto respiratorio superior (nariz y garganta). Es causada por un virus que ingresa a tu cuerpo a través de la boca, la nariz o los ojos, a menudo transmitido por el estornudo o la tos de una persona infectada. Los resfriados son más comunes en el invierno porque las personas pasan más tiempo adentro, en lugares cerrados, con poca ventilación, lo que lo hace un ambiente privilegiado para los patógenos que se propagan por el aire.

Los síntomas del resfriado varían entre las personas y se dependen de la cepa del virus, pero generalmente incluyen dolor de garganta, secreción nasal, tos y congestión. Algunas personas también contraen infecciones bacterianas secundarias en los oídos o los senos nasales. A pesar de que son incómodos, los resfriados generalmente son inofensivos y la mayoría de las personas se recuperan en una semana.

Los adultos sanos pueden esperar tener algunos resfriados al año. Afortunadamente, puedes reducir tus posibilidades de contraer una gripa preparando tu sistema inmunológico para protegerse de cualquier virus no deseado que quiera atacarte. Existen muchos métodos naturales probados para prevenir los resfriados y tratarlos cuando aparecen; aquí les dejamos algunos de ellos:

Miel cruda

La miel cruda es antiviral, antibacteriana y antiinflamatoria. Alivia el dolor de garganta y la tos al reducir la inflamación y alivia las membranas mucosas irritadas. Se ha utilizado durante siglos y, de hecho, se ha descubierto que es más eficaz que los medicamentos para la tos.

Toma un par de cucharadas de miel natural o agrégala a una taza de té de hierbas caliente o agua con limón. Usa miel cruda, que tiene las enzimas beneficiosas y trazas de polen que son útiles con fines medicinales. La miel cruda debe ser algo turbia. La miel parecida a un jarabe que acostumbras ver en los supermercados se ha filtrado y procesado a fuego alto, lo que destruye sus compuestos beneficiosos.

Limón

El jugo de limón es un antiséptico natural y una potente fuente de ácido cítrico, que rompe la mucosidad que causa dolor de garganta y también ayuda a matar bacterias o virus en la garganta. Prepara agua de limón con miel cruda para aliviar el dolor de garganta: mezcla una cucharada de jugo de limón fresco y miel cruda en una taza y llénala con agua caliente.

Jengibre

El jengibre también es antibacteriano, antiviral, antiinflamatorio y ayuda a combatir las infecciones, así como a reducir el dolor y la inflamación. Se ha utilizado para reducir el dolor y la inflamación durante siglos y algunos estudios han demostrado que es superior a medicamentos como Tylenol y Advil.

Haz un té remojando un trozo de 5 cm de jengibre fresco (cortado en rodajas finas) en agua hirviendo. Cuela y agrega una o dos cucharadas de miel, si lo deseas.

Ajo crudo

El ajo es eficaz para prevenir los resfriados debido a sus propiedades antibacterianas y antivirales (junto con sus muchos otros beneficios para la salud que estimulan el sistema inmunológico). Es muy sabroso cuando se cocina, pero para uso medicinal debe comerse crudo. El compuesto que ayuda a combatir los resfriados se libera después de triturar el ajo y alcanza su máxima potencia 15 minutos después.

El ajo crudo en ayunas molestará a la mayoría de las personas a tu alrededor, así que intenta incorporarlo en tu comida con un aderezo para ensaladas casero, o mezcla un diente de ajo finamente picado con una cucharada de miel y cómelo (un poco inusual, pero bueno, piensa que es es como una medicina).

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana alcaliniza el cuerpo, lo que te ayuda a combatir los virus y las bacterias. Al comienzo de un resfriado o gripe, puedes tomar una cucharada sola, mezclarla con agua y/o miel, o agregarla a un aderezo para ensaladas. El vinagre de sidra de manzana también es útil para calmar la tos. 

Caldo de hueso de res

No es una coincidencia que el consomé de pollo sea la comida reconfortante para cuando estamos enfermos. El caldo de huesos de res es una rica fuente de minerales curativos que ayudan al cuerpo a combatir (y curar) los resfriados. El colágeno que contiene es antiinflamatorio, lo que también ayuda a reducir los síntomas de un resfriado.

Aceite de orégano

Conocido como el «antibiótico de la naturaleza», este potente aceite esencial es súper fuerte y eficaz para matar bacterias y virus (tan fuerte que, de hecho, sólo debe tomarse durante un par de días, ya que también puede matar lo bueno). Toma varias gotas un par de veces al día. Su sabor es bastante desagradable, ¡así que diluyelo en agua!

Gárgaras con agua salada

Este remedio común para el dolor de garganta funciona porque la sal extrae líquido de las membranas mucosas de la garganta, lo que ayuda a eliminar la flema y reducir la hinchazón (y por lo tanto el dolor). Disuelve media cucharadita de sal en una taza de agua tibia y haz gárgaras varias veces al día.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More