Artículos bienestar Especial espiritualidad

¿El trabajo te causa ansiedad? Formas para estar bien

No es para nadie un secreto que nuestros estilos de vida hoy en día son muy ajetreados y el tiempo que pasamos trabajando cada vez es mayor. El empleado promedio de tiempo completo de hoy dedicará más de 2000 horas al año a su trabajo. Es por eso que aquí te comparto una lista de algunas formas simples pero efectivas para aliviar esos días agotadores y estresantes que todos encontramos en el trabajo.

  •  ¡Sal al aire libre! Sal y respira un poco de aire fresco. ¡Incluso si es solo por 5 minutos, estar al aire libre e inhalar aire limpio hace maravillas! Te da una sensación de claridad y tiempo para conectarte con la naturaleza y los elementos externos. Enfoca tus ojos en toda la belleza circundante: el cálido sol, las formaciones de nubes a la deriva, el susurro de los árboles y la suave brisa ayudará a poner las cosas en perspectiva y reducirá la ansiedad laboral.
  • Respiración consciente. Concéntrate en tu respiración siempre que experimentes sentimientos de estrés o presión abrumadores. Aquí hay un ejercicio simple que puedes hacer en cualquier momento y lugar. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Inhala profundamente por la nariz. Llena tu abdomen con aire y exhala lentamente por la boca. Haz esto 3-4 veces. Asegúrate de que estás expandiendo el abdomen mientras respiras profundamente. Luego, coloca suavemente 2 dedos contra una fosa nasal cerrándola. Inhala lentamente por la única fosa nasal y exhala por la misma fosa nasal. Cambio de lado. También puede alternar lados. Inhalando un lado y exhalando el otro. Después de unos minutos, sentirás una profunda calma a través de ti. Y todo porque te tomaste el tiempo para respirar. 
  • Auto masaje. ¿No tienes tiempo para ir al spa? ¡No hay problema! Simplemente cierra los ojos y coloca los dedos a cada lado de las sienes. Presiona suavemente y comienza a aplicar fricción circular. Masajear las sienes ayuda a aliviar la tensión, los dolores de cabeza y sobre todo el estrés. Haz esto durante unos minutos o el tiempo que sea necesario. Aplica tanta o poca presión como te resulte cómoda. Puedes continuar este movimiento circular y aplicarlo alrededor de la cabeza y por la parte posterior del cuello. Tome ambas manos, apriet firmemente los hombros y suelte lentamente. Abre los ojos y te sentirás renovado y reenfocado.
  • ¡La hora del té! Un ritual del té de la mañana despierta la mente y calienta el alma. ¿Te sientes mal? Busca un poco de té de manzanilla que tiene beneficios a nivel digestivo, se recomienda después de comer para aliviar dolores y calmar la pesadez. El té de jengibre con miel y jugo de limón fresco es una combinación poderosa para combatir los gérmenes. El té de menta es refrescante y excelente para la indigestión y la acidez estomacal. Simplemente apoya la taza tibia con ambas manos y bebe lentamente.
  • Pensamiento positivo. Eres lo que piensas, así que elige tus pensamientos con cuidado. Una mirada positiva marca una gran diferencia en el lugar de trabajo. La sonrisa, el ejercicio y los pensamientos positivos liberan endorfinas y otras sustancias químicas buenas en el cerebro. ¡Entonces sonríe! sonreír es contagioso. Si sonríes, toda la oficina sonríe contigo. Incluso si no tienes muchas ganas de sonreír, poner una cara feliz puede hacer que te sientas mejor en poco tiempo. 
  • ¡Levántate y muévete!  El estancamiento y la falta de ejercicio están relacionados con muchos problemas de salud, incluidos los ataques de estrés y ansiedad. Así que puedes usar las escaleras siempre que sea posible en lugar del elevadorr. Sal a caminar durante la pausa del almuerzo. Incluso el simple hecho de levantarse de la silla de la oficina cada hora es beneficioso. Mantenerse activo no solo es bueno para ti, sino que también reduce el estrés, aclara la mente y aumenta la circulación.
  • Siempre que sea posible, tómate un tiempo para ti. Has invertido en tu hogar, tu familia, en tu carrera, ¿no es hora de invertirlo? Algunas formas sencillas de expresar el cuidado personal pueden incluir: Estirarse en la cama antes de levantarse, consumir comidas saludables que te nutran, meditación reflexiva, planeando unas vacaciones muy necesarias o dedicndo un tiempo para ti. 

Si bien es posible que no podamos cambiar la cantidad de estrés que proviene de un trabajo exigente, podemos aprender a sintonizarnos con nosotros mismos, respirar profundamente y manejar el estrés de una manera positiva.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More