Artículos Especial salud

La jardinería es una excelente opción para reducir la ansiedad y la depresión

Un jardín terapéutico se define como un espacio donde se pueden realizar actividades de jardinería que abordan específicamente las necesidades psicológicas, espirituales, físicas y sociales de una persona. La jardinería terapéutica puede ser mucho más que un espacio de jardín tradicional: puede expandirse para incluir muchas áreas ajardinadas al aire libre, espacios verdes e incluso actividades que se pueden realizar en un jardín o en un parque abierto. Descubrir un lugar al aire libre donde puedas conectarte con la naturaleza de forma terapéutica mientras realizas actividades ecológicas puede cambiar tu vida. Estas «actividades ecológicas» podrían ser tan específicas como la jardinería, caminar, correr o andar en bicicleta en la naturaleza y en lugares similares a jardines, o pueden interpretarse más ampliamente en el trabajo de conservación ambiental.

En el jardín los neurotransmisores se activan

Si bien sabemos que se ha demostrado que la cepa de bacterias del suelo Mycobacterium vaccae desencadena la liberación de serotonina cuando una persona tiene contacto directo entre la piel y el suelo, también hay más pruebas de que los niveles de dopamina aumentan en el cerebro cuando participamos en actividades ecológicas.

Tanto la serotonina como la dopamina son neurotransmisores del centro del placer que están asociados con la felicidad, el placer y el amor. La serotonina regula específicamente el estado de ánimo, la memoria y los impulsos. La dopamina está estrechamente relacionada con la euforia, el disfrute y la motivación. La dopamina también es responsable de esos mágicos sentimientos de «enamorarse». Cuando la depresión es causada por un desequilibrio químico, a menudo se asocia con un nivel insuficiente de dopamina en el cerebro.

La luz solar estimula la producción de serotonina

Otro estimulador de serotonina probado es la luz solar.  Al hacer ejercicio al aire libre en el jardín, un parque, el bosque te estás exponiendo al espectro de la luz del día. Es una buena práctica exponerse a la luz del día sin gafas de sol durante 20 minutos todos los días.

Mejorar los niveles de serotonina puede reducir los niveles de estrés. Se afirma que mientras más serotonina tengas, mejor podrás tolerar todo tipo de estrés extremo. También hay que tener en cuenta que las mujeres tienen menos serotonina que los hombres, lo que las hace más susceptibles a los problemas relacionados con el estrés en general. 

La exposición a la luz solar también parece ser un tratamiento eficaz para el trastorno afectivo estacional (TAE) de origen invernal. Este tipo particular de depresión está relacionado con cambios en las estaciones, comenzando cuando la luz del día disminuye en otoño y se extiende a lo largo de la temporada hasta que hay más exposición a la luz del día después del invierno. TAE agota la energía y puede hacerte sentir malhumorado y triste. Realizar actividades ecológicas al aire libre con una exposición regular a la luz del día tiene un efecto significativamente positivo en el paciente.

Existen ciertas afecciones oculares, como la degeneración macular, que empeoran con la exposición a la luz solar. Si sospechas que tienes esta afección o algo similar, comunícate con tu médico para que te aconseje antes de pasar más tiempo al sol. Además, es muy importante usar protector solar mientras trabajas al aire libre. Esto es fundamental incluso en días nublados, ya que los rayos del sol son poderosos y pueden abrumar fácilmente la piel cuando menos se espera.

Es posible reducir la ansiedad, la depresión y el uso de medicamentos relacionados aumentando las actividades ecológicas, lo que permite a las personas encontrar un camino alternativo hacia su estilo de vida de bienestar personal.  

Atención plena

Uno de los grandes beneficios de la jardinería es que se presta atención plena mientras se realiza. Cuando tu mente está llena de pensamientos sobre el trabajo, las finanzas y la familia, no hay mejor cura que desyerbar o cuidar de tus plantas. La jardinería hace que nuestras mentes estén intrínsecamente enfocadas en el presente. Las dificultades y los dramas de la vida se desvanecen a medida que abordamos nuestra tarea.

Las plantas necesitan amor. Cuidarlas toma nuestros ojos, nuestras manos y nuestros corazones. En el jardín, escuchamos a los pájaros, el viento en los árboles, observamos la belleza y el color de las flores. Tocamos la tierra y las plantas, olemos la magnificencia de toda la naturaleza en un día de primavera, podemos saborear la cosecha de una fresa. La jardinería estimula todos los sentidos y el acto de cultivar un huerto es regalar a alguien más importante que nosotros: la Madre Tierra.

Vivir conscientemente a menudo se define como «vivir el momento». Sin duda, la jardinería crea un entorno en el que uno tiene que vivir en el momento presente. Lo más importante es que la actividad singular de la jardinería puede calmar una mente ansiosa y permitir que ese enfoque lo inunde de una manera que muy pocas cosas pueden hacer.

Ayuda con la memoria y depresión

Si bien los episodios de pérdida de memoria a corto plazo y confusión mental pueden ocurrir a cualquier edad, la terapia hortícola diaria puede marcar la diferencia, especialmente en los ancianos con depresión y demencia. Se ha demostrado que la terapia hortícola y la exposición a los jardines son eficaces para mejorar el sueño, la agitación y la cognición en pacientes con demencia. Como terapia cognitiva, la terapia hortícola puede ayudar a alguien a aprender nuevas habilidades y recuperar las habilidades perdidas al ayudar a reconstruir las vías del cerebro. En general, la terapia hortícola es un método curativo para mejorar la memoria y la interacción social con efectos secundarios adversos limitados. También es posible mejorar los niveles de estrés, la sensación de bienestar y la autoestima con la terapia hortícola.

Pero incluso si no sufres depresión, ansiedad o pérdida de memoria, puedes incorporar estas actividades en tu estilo de vida. Hacer una diferencia emocionalmente para nosotros es tan importante como nuestro cuidado físico, y un jardín puede cambiar nuestra forma de pensar de manera positiva.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More