Artículos Especial salud

8 formas de mantener un cerebro positivo y saludable

En estos momentos de incertidumbre y de pánico generalizado, es fundamental prestar atención a tu salud mental. Estar confinado en tu hogar puede resultar agotador y generar pensamientos negativos. Los patrones de pensamiento negativo o las distorsiones cognitivas pueden empeorar la ansiedad y la depresión, por lo que es importante saber como son los pensamientos negativos y como poder detenerlos a tiempo. Hacer preguntas como «¿Qué factores son  desencadenantes?» y «¿Cómo puedo cambiar este pensamiento y hacer que sea más positivo?» pueden ayudar a reducir los pensamientos negativos y mejorar tu bienestar general.

Aquí hay una lista de distorsiones cognitivas comunes y algunos consejos sobre cómo volver a entrenar su cerebro para que sea más positivo:

El primer paso para incluir pensamientos más saludables en tu rutina diaria es darse cuenta de que algunos pensamientos actuales pueden no ser saludables o incluso perjudiciales. Tácticas como asumir lo peor en situaciones pueden llevar a reducir sus expectativas generales, lo que puede dañar la autoestima.

Mientras lees la siguiente lista, reflexiona sobre qué patrones de pensamientos negativos puede estar incorporando en tu vida diaria:

  • Ampliación: tomar una pequeña situación y convertirla en algo peor en tu cabeza. Si exageras eventos o situaciones con frecuencia, tus niveles de estrés aumentarán.
  • Personalización: sientes que siempre eres el centro de atención (incluso cuando no lo eres). Tu cerebro te engaña haciéndote pensar que todo lo que la gente dice o hace se debe a ti, lo que lleva a una exageración estresante de la realidad.
  • Razonamiento emocional: ignorar hechos y evidencias y hacer suposiciones basadas en emociones. Con el tiempo, esto puede llevar a un sentido distorsionado de la realidad y del yo.
  • Sobregeneralización: este tipo de pensamiento te lleva a creer que, dado que tuviste una mala experiencia anteriormente, todas las demás experiencias similares serán igual de malas (o incluso peores). La generalización excesiva es asumir que tu futuro no puede ser mejor que tu pasado y le da a la gente una falta de esperanza.
  • Pensamiento en blanco y negro: este pensamiento polarizado es la idea de que no hay término medio en las situaciones. O algo es perfecto o absolutamente terrible.

Consejos para mantenerse mentalmente positivo

Ahora que has logrado determinar el tipo de pensamientos negativos que estás teniendo, el siguiente paso es probar diferentes métodos para alejarse de ellos. Desde crear un mantra personal hasta actos de bondad, hay muchas formas de volver a entrenar tu cerebro para pensar de manera más positiva.

  • Crear una declaración de afirmación personal

¿Qué palabras, frases o dichos te hacen sentir cómodo? Encontrar mantras motivadores y repetirlos para ti mismo puede ser útil para disuadir los pensamientos negativos. Si sientes que tus pensamientos negativos están a punto de infiltrarse, intenta repetir la frase constantemente hasta que te sientas mejor y realmente creas lo que está diciendo.

  • Identificar tus pensamientos

Mantenerte consciente de cómo te sientes en cada momento es un enfoque práctico para tener una mente positiva. Si reconoces, en el presente, que no te sientes bien, tu mente se sentirá escuchada y podrá salir de esos pensamientos negativos más rápido.

  • Entiende lo que te desactiva

Si te encuentras constantemente lidiando con pensamientos negativos similares, podría ser el momento de comprender qué desencadena ese pensamiento. ¿Qué tienen en común los hechos que conducen a este sentimiento? ¿Hay alguna forma de evitarlos? Hacerte estas preguntas puede ayudarte a comprender mejor la raíz del problema y comenzar a resolverlo.

  • Haz un diario de gratitud

Un diario de gratitud es beneficioso para documentar tus pensamientos y practicar la atención plena. Enumerar cómo te sientes puede aliviar el estrés y hacer que las cosas se sientan más bajo control. Escribir un diario de gratitud puede ser un gran método para centrarte en lo positivo.

  • Actos de bondad

Está comprobado que hacer cosas por los demás mejora tu estado de ánimo. Los actos de servicio y amabilidad son formas de elevar tu espíritu y tener un impacto positivo en tu comunidad. También ayuda a aumentar tu autoestima y te ayuda a sentir que estás marcando la diferencia.

  • Cambiar factores externos

A veces, es necesario un rediseño. Si tu habitación es oscura, lúgubre y te hace sentir sofocado, puede que sea hora de que cambies tu entorno externo. Agregar un toque de vida con plantas y una pared de color más claro puede ser útil para hacerte sentir más feliz y libre.

  • Añade rutina en tu vida

Una rutina diaria de cosas que deben hacerse, así como nuevos pasatiempos, pueden ayudarte a tener algo que esperar cuando despiertas cada mañana. Mantenerse ocupado con las cosas que disfrutas hacer puede bloquear los pensamientos negativos. 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More