Artículos Especial salud Tips

Cinco cosas que hacer con una adicción

Cuando sospechas que un ser querido o amigo tiene un problema con una adicción, es
posible que hayas visto signos como cambios de humor o cambios en el comportamiento,
los amigos y las actividades.


Sin embargo, ¿sabías que los miembros de la familia y los amigos pueden contribuir, sin
saberlo, al problema?


Según varios expertos en adicciones, cuando los familiares y amigos intentan adaptarse a
la presencia de una adicción, ellos mismos a menudo experimentan cambios en los estilos
de comunicación, toma de decisiones y comportamientos que pueden contribuir al
problema de la adicción.


Una persona adicta no es sana. La adicción es una enfermedad. El apoyo ofrecido con
buenas intenciones a menudo no ayudará a esta persona, ayuda a la enfermedad. Sacar
a la persona que es adicta de la cárcel u ofrecer ayuda económica puede permitir que la
adicción continúe. Esto es frustrante porque un acto amoroso diseñado para ayudar
puede en realidad ser contraproducente y permitir que la persona que sufre continúe con
su adicción.


Es por esto que a continuación damos cinco cosas que hacer cuando alguien tiene un
problema de adicción, pero debes de tener en cuenta que se debe aplicar un enfoque
diferente cuando se trata de un familiar o amigo adicto:


1) No ignores el problema
Tu silencio o falta de acción podría interpretarse como una condonación del
comportamiento.


2) No seas demasiado conflictivo
La confrontación directa puede convertirse en una situación peligrosa, especialmente si el
individuo está bajo la influencia en ese momento. Cuándo confrontas es tan importante
como cómo confrontas. Una confrontación directa como «Estás borracho» o «¿A dónde se
fue todo el dinero?», puede alejar más al adicto de ti. Los adictos activos protegen mucho
su adicción. La confrontación más efectiva puede ser un estilo indirecto.


3) Haz que la adicción sea lo más incómoda posible
Este es el paso más difícil para ayudar a una persona que sufre una adicción. Se requiere
de un «amor duro» constante y puede durar varias semanas o meses. Pero esto es
necesario para hacer posible la recuperación. Puede parecer duro, pero debes dejar que
el adicto sufra las consecuencias de su adicción. Cortar todo apoyo. Dejar de dar ayuda
financiera. Cancelar tarjetas de crédito. Excluir al adicto de las funciones familiares.


Echarlo de la casa y cambiar las cerraduras. No sacarlo de la cárcel. Pasar tiempo en la
cárcel ha ayudado a muchas personas adictas Empiece por el camino correcto.

Este enfoque se puede hacer de una manera amorosa, como decir: «Eres bienvenido
aquí, pero tu adicción no lo es».


4) Haz que la recuperación sea lo más atractiva posible
Ofrece esperanza a la persona que sufre la adicción. Dile repetidamente a tu ser querido
o amigo cuánto mejorarán las cosas si él o ella comienza un programa de recuperación.
Tendrás que ser constante y paciente, el individuo que sufre puede necesitar sufrir más
consecuencias antes de decidir finalmente buscar ayuda. Continuar haciendo que la
recuperación sea atractiva y la adicción incómoda.


5) Ten un plan y cuídate
Estate preparado para el momento en que la persona adicta pida ayuda sinceramente.
Ten un programa de tratamiento ya elegido. Mantente en contacto con ese centro de vez
en cuando para verificar la disponibilidad, los costos y los procedimientos de admisión.
Cuando el adicto pida ayuda, desearás aprovechar la ventana de oportunidad. Mientras
tanto, mantente bien preparado para poder ofrecer asistencia saludable cuando tu ser
querido o amigo te pida ayuda.


En México hay 2.2 millones de consumidores de sustancias adictivas, de los cuales, 230
mil son niños, niñas y adolescentes.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More