Artículos Especial salud

Reduce el riesgo de lesiones al ejercitarte con pesas

Desde hace mucho la regla de oro ha sido que para fortalecerse y ganar músculo
necesitas levantar pesas que son muy pesadas o colapsar en el intento.


Pero lo bueno es que ahora existe un nuevo mantra: carga menos y flexiona más. Lo
hemos dicho antes: arranque ligero. No hay que avergonzarse de usar pesas de 1, 2, 3 o
5 libras. El punto es hacer lo que puedas hasta que el músculo que estás utilizando esté
fatigado.

Hacer ejercicio al 30 % de tu fuerza máxima hasta que estés demasiado fatigado para
hacer una repetición más es la forma inteligente y segura de hacer entrenamiento de
fuerza (la fatiga muscular puede ocurrir en tan solo 2 minutos), así que usa pesas que
sean solo un tercio del peso más pesado que pueda manejar con seguridad. Por ejemplo,
si puedes hacer un curl de bíceps con un peso de 10 libras que se dobla hasta tu hombro,
un peso de 3 libras es inteligente para las repeticiones.


El enfoque del 30 % desarrolla una gran fuerza muscular y mantiene todo el cuerpo
cosquilleando a una velocidad de combustión más alta durante más tiempo que si hicieras
menos repeticiones pero más pesadas. También ayuda a combatir los kilos de más,
mantener a raya la diabetes y evitar lesiones en los tendones y ligamentos, por lo que si
deseas deshacerte de la grasa abdominal, así como ahuyentar la ansiedad, toma el
camino largo y ligero hacia el tono muscular y fuerza.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More