Artículos Tips

¡Nunca! tires estas cosas por el retrete

En muchas ocasiones, cuando el bote de basura está lleno, quizá se te haga mucho más sencillo tirar algo por el retrete. Pero esto podría causar un grave problema de plomería, lo que resultaría en un error terriblemente costoso para ti.

A continuación descubrirás aquellas cosas que nunca debes arrojar al drenaje para mantener tus tuberías en excelente estado.

Cabello. Cortarse la barba o limpiar el cepillo sobre el inodoro podría provocar un costoso problema de plomería antes de que te des cuenta. Y es más que una simple obstrucción con la que tendrás que lidiar si lo conviertes en algo habitual, pues el cabello podría enredarse alrededor de las partes internas del inodoro y formar una gran bola que tapará la tubería.

Champú o acondicionador. Es una mala idea derramar jabones corporales, champú o acondicionador en el inodoro. La razón es porque estos productos suelen contener aceites esenciales y manteca de cacao, que es muy probable que queden impregnados en las tuberías y poco a poco las empiecen a obstruir, sobre todo al combinarse con cabello u otros materiales.

Talco. Si te aplicas productos de cuidado personal, como talco, en el baño, asegúrate de hacerlo con la tapa del inodoro cerrada. Productos como el talco pueden formar una maraña de nudos dentro de tu sistema de plomería al combinarse con cabellos y pelusa, o dejar residuos en las tuberías que pueden resultar en obstrucciones futuras.

Medicamentos. Es posible que los medicamentos no obstruyan las tuberías, pero tirarlos por el inodoro puede causar problemas graves mucho más allá del drenaje. Los ingredientes de los productos farmacéuticos pueden representar un peligro para el suministro de agua.

Sin embargo, puedes devolver cualquier medicamento no utilizado a tu farmacia local o ponerte en contacto con los programas de eliminación de medicamentos en tu área. Incluso, afuera de algunos supermercados hay contenedores especiales para colocar medicamentos caducados, así que fíjate si hay uno en el súper que acostumbras visitar.

Cotonetes. Si bien muchos están hechos de algodón y papel, el algodón de estos artículos puede engancharse fácilmente a casi cualquier cosa. Además de que muchos otros cotonetes también están fabricados con plástico, así que para nada es buena idea arrojarlos al inodoro.

Toallitas para bebé. Aunque muchas marcas dicen que es seguro tirarlas al inodoro, no te dejes llevar por esto. Las toallitas son en su mayoría biodegradables, pero se degradan en mucho tiempo, lo que puede provocar que la tubería se tape.

Arena para gato. Si la has tirado por el inodoro, no te sorprendas de que pronto tu tubería terminará obstruida. Además, los desechos de los gatos pueden contener parásitos que no son fácilmente filtrados por el sistema de tratamiento de aguas residuales promedio.

Vendajes e hilo dental. Es casi obvio lo que podría pasarle a tus tuberías si arrojas estos objetos al retrete, pero no está de más recordar que si lo haces, el hilo dental podría causar problemas porque se enreda con facilidad en todo, y el vendaje, al ser plástico en su mayoría y con una longitud extensa, hará que tu baño y tu cañería sufran las consecuencias.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More