Artículos Especial Tips

Nueva normalidad: ¿Es seguro ir al cine?

Aún en un ambiente incierto ante la pandemia, México confirmó la reapertura de cines con ciertas medidas necesarias para evitar en mayor medida los contagios.

Entre otras restricciones, los cines permitirán un aforo de únicamente el 30 % de su capacidad, debido a que las salas son lugares cerrados y requieren de mayor ventilación. A esto se sumarán las siguientes medidas de seguridad:

● Uso permanente de cubrebocas.
● Disponibilidad de gel antibacterial.
● Un solo sentido para entradas y salidas.
● La compra de boletos será mayormente a través de medios electrónicos (páginas de Internet, aplicaciones)
● Las salas tendrán que mantener una ventilación del 40 % con flujo del exterior.
● Niños y personas de la tercera edad pueden asistir, pero se recomienda que permanezcan en casa.
● Antes de entrar al cine se tomará la temperatura de cada uno de los asistentes para monitorear cualquier posible caso de enfermedad.
● Los asistentes deberán usar los tapetes especiales para desinfectar su calzado.
● Solo podrán asistir grupos de dos personas juntas.
● No se permitirá que más de dos personas se sienten en los asientos contiguos.
● Los asistentes deberán guardar silencio para evitar la propagación de gotas de saliva en el ambiente.

Si las personas acuden a los cines, ¿habrá un rebrote o surgirá otro pico en la curva de contagios? Esta es una de las principales preocupaciones.

Al respecto, Natascha Tuznik, profesora asociada en materia de enfermedades infecciosas en la Universidad de California en Davis, asegura que los cines son lugares que presentan menos riesgo de contagiarse de covid-19 que otros. Cabe resaltar, sin embargo, que menos riesgo no quiere decir que estén completamente exentos de peligro. Los cines son menos riesgosos ante un contagio si se les compara, por ejemplo, con un gimnasio o un bar, lugares donde los fluidos de nariz y boca tienen más probabilidad de expelerse, en vista de las conductas que ahí se tienen (respirar fuertemente, hablar con frecuencia, gritar, etc.; además, en
el caso de los bares, se añade el componente del alcohol, que vuelve un tanto más imprudentes a las personas).

En ese sentido, Tuznik considera que los cines tienen ciertas ventajas a su favor para reducir el riesgo de contagio de una enfermedad como la covid-19, a saber:

● La gente no habla durante una película (al menos en principio).
● Es relativamente sencillo establecer un distanciamiento físico de dos metros entre individuos.
● Las personas están sentadas todas viendo hacia la misma dirección, lo cual, se sabe, reduce significativamente los riesgos de transmisión.

De cualquier forma, la profesora sugiere las siguientes recomendaciones para reducir aún más las probabilidades de contagio:

● Evitar comer y beber durante la película, pues esto requiere tocar el cubrebocas y retirarlo con frecuencia.
● No sentarse cerca de otras personas que estén comiendo o bebiendo.
● Evitar puestos de autoservicio de cualquier tipo (comida, gel antibacterial, folletos, etcétera).
● Llevar toallitas limpiadoras propias o alguna otra sustancia para limpiar los descansabrazos del asiento (usar desinfectante de manos esparcido en una toalla de papel es suficiente).

● Si es posible, no usar los baños; si es necesario, no entrar si están llenos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More