Artículos Especial salud Tips

Cuándo sí y cuándo no usar el cubrebocas

La razón por la que debemos usar el cubrebocas es para cuidarte tú y cuidar a los demás de la Covid-19, es un acto responsable y de civilidad que indica que no solo te proteges tú, sino que te importan las demás personas.

Sin embargo, no es necesario que traigas el cubrebocas puesto absolutamente todo el tiempo, pues hay lugares o situaciones en las que es seguro no usarlo, y hay personas para quienes es mejor mantenerse descubiertos.

¿Cuándo sí usarlo?

En tiendas, mercados y supermercados

En estos lugares los espacios son reducidos, hay mayor afluencia de gente y es difícil mantener la distancia requerida de dos metros.

Gimnasios

Cuando estás en lugares cerrados en los que hay más personas, por tu bien y el de los demás, es mejor usar cubrebocas. Esto se debe a que, al ejercitarte, tu ritmo cardiaco se acelera y respiras con más fuerza, por lo que las gotitas que salen cuando exhalas, y que son las que propagan el coronavirus y otras enfermedades, pueden llegar más lejos.

Por otro lado, si una persona infectada tose, estornuda o exhala con fuerza en un área cerrada, como un gimnasio, donde el mismo aire circula constantemente, esas partículas pueden propagarse por toda la habitación, con lo que el riesgo de contagios aumenta considerablemente.

También deberías usar un cubrebocas cuando te ejercitas en espacios al aire libre que son muy concurridos. Solo asegúrate de que puedes respirar lo suficientemente bien para tener suficiente oxígeno, o bien, opta por hacer ejercicio en casa o busca un sitio al aire libre donde haya menos gente.

Estéticas y spas

Son espacios cerrados en los que habrá más personas y la persona que te atienda estará muy cerca de ti. La recomendación es que deberías usar un cubrebocas cada vez que no puedas mantener la distancia de dos metros o más.

Restaurantes

Obviamente te lo vas a quitar para comer, pero debes usarlo antes y después de hacerlo, porque aunque haya una separación suficiente entre mesas, habrá interacción entre las personas que van contigo, así como con el personal del restaurante. Y es que el solo acto de hablar podría ser suficiente para esparcir el virus.

Iglesias y templos

Si decides asistir a servicios religiosos, mantén tu distancia y usa cubrebocas. Esto es necesario, porque este tipo de eventos implican cantar y recitar oraciones, con lo que las gotitas exhaladas pueden saltar y contagiar a otros. En estos casos, el virus se puede esparcir directamente de persona a persona y posiblemente también a través del sistema de ventilación.

Cuando estés en contacto con otras personas

Debes ponerte cubrebocas si usas el transporte público, si ya regresaste a trabajar de forma presencial, si debes ir al banco, a una plaza o a cualquier otro lugar o establecimiento en el que haya más personas, en particular en aquellos en los que se complica mantener la distancia mínima recomendada de dos metros.

¿Cuándo puedes no usarlo?

Al hacer ejercicio al aire libre y con poco gente

No uses cubrebocas si te ejercitas al aire libre en lugares sin gente, como un bosque, parque o sendero muy poco concurrido, donde no haya riesgo de que te encuentres de cerca con otras personas. Una opción es buscar horarios en los que hay menos personas, ya sea muy temprano, en la noche o en las horas en las que la mayoría trabaja o come.

En casa y con personas que viven contigo

A menos que alguna de las personas con las que vives esté contagiada, no es necesario que uses cubrebocas mientras estás en casa o al estar en presencia de quienes diariamente conviven contigo.

Lo mismo pasa si viajan en coche, si viven juntos pueden ir sin cubrebocas en él; pero si al auto sube alguien externo o si tú subes al coche de alguien más, entonces sí es necesario que todos lo usen.

Si tienes problemas respiratorios

Hay ciertas personas que no deberían usar jamás un cubrebocas: los niños menores de dos años, las personas que son incapaces de quitárselo sin ayuda, ya sea por problemas motrices o de discapacidad mental o cognitiva, y quienes se quedan sin aliento a causa de algún padecimiento respiratorio.

En estos casos es mejor que estas personas permanezcan en casa, pero si es muy necesario que salgan, debes estar al pendiente de ayudarlos con el cubrebocas y revisar constantemente que no les impida respirar.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More