Artículos Especial

¿Sientes que tu autoestima depende de otros? Así es cómo esto puede afectarte

Muchas personas se basan en las percepciones de los demás y no en su propio valor como seres humanos. Según una investigación de Jennifer Crocker, psicóloga del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, quienes basan su autoestima en lo que otros piensan podrían pagar un alto precio mental y físico.

Crocker, quien ha trabajado en una serie de estudios de autoestima, encontró en su última investigación que los estudiantes universitarios cuya autoestima dependía de fuentes externas, incluida la apariencia, la aprobación de los demás e incluso su rendimiento académico, informaron más estrés, ira, problemas académicos, conflictos en las relaciones, y tenían niveles más altos en consumo de drogas y alcohol y síntomas de trastornos alimentarios.

Para el estudio, Crocker encuestó a más de 600 estudiantes universitarios de primer año. En general, encontró que los estudiantes tenían un alto nivel de autoestima.

Cuando se les preguntó en qué se fundamentaba su autoestima, más del 80 %. respondió que en la competencia académica, el 77 % dijo que en el apoyo de su. familia, el 66 % contestó que les iba mejor que otros y el 65 % (el 70 % de los cuales eran mujeres) dijo que en su apariencia.

Crocker también encontró que los estudiantes universitarios que basaron su autoestima en el rendimiento académico no recibieron calificaciones más altas, a pesar de estar muy motivados y estudiar más horas cada semana que los demás.

Los estudiantes cuya autoestima dependía de los resultados académicos también fueron más propensos a reportar conflictos con los profesores y un mayor estrés.

«Se sienten motivados para tener un buen desempeño académico, pero tener su autoestima en juego no ayuda», señala Crocker. Ella dice que los estudiantes que basan su autoestima en el rendimiento académico pueden volverse ansiosos distraídos y sentirse amenazados por sentimientos de fracaso y, en consecuencia, su ansiedad podría interferir con su memoria.

Se descubrió que los estudiantes cuya autoestima se fundamentaba en fuentes internas, como ser una persona virtuosa o adherirse a ciertos estándares morales, recibían calificaciones más altas y eran menos propensos a consumir alcohol y drogas o desarrollar trastornos alimentarios.

«Realmente pensamos que si las personas pudieran adoptar metas que no se centren en su autoestima, sino en algo más grande que ellos mismos, como lo que pueden crear o contribuir a los demás, serían menos susceptibles a algunos de los efectos negativos de perseguir la autoestima», dice Crocker; «Se trata de tener una meta que sea más grande que uno mismo».

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More