Artículos Especial Tips

¿Cómo respirar correctamente con el cubrebocas para evitar la ansiedad y fatiga

Si notas que te sientes más cansado después de usar una mascarilla es porque respirar a través de un cubrebocas es como si hicieras ejercicio. Utilizas tus músculos respiratorios más pequeños para llevar a cabo un trabajo realmente grande; en resumen, usas mucha energía para respirar y la oxigenación puede no
ser la misma que antes.

Al respirar con un cubrebocas utilizas mucho más los músculos del pecho con la boca abierta. Esto realmente es una forma muy ineficiente de hacerlo y a la larga te puede causar estrés y ansiedad.

Te dejo algunos consejos de cómo respirar con el cubrebocas y evitar ansiedad y fatiga:

Se consciente de cómo respiras
Mientras usas una mascarilla, tómate un momento para sentir cómo respiras. Hazte estas preguntas: ¿Se mueve tu vientre o se mueve la parte superior del pecho? ¿Respiras con la nariz o con la boca?

Coloca tus manos en tu estómago o en la parte baja de la caja torácica, respira lentamente por la nariz y siente tu vientre y caja torácica empujar hacia afuera, y exhala por la boca.

Practica esto a lo largo del día; con la práctica, puedes empezar a ser un respirador más eficiente con una máscara puesta.

Toma descansos para respirar
En un espacio seguro, quítate la máscara y haz dos o tres respiraciones, asegurándote de usar el vientre. El uso de una máscara a menudo puede hacer que respires de forma diferente incluso cuando te quitas el cubrebocas. La respiración consciente puede ayudarte a entrenar tu respiración para que sea más
eficiente todo el tiempo.

Toma mucha agua

La nariz está diseñada para capturar la humedad y aquellos que respiran con la boca abierta pueden experimentar pérdida de humedad. Cuando pierdes humedad te deshidratas, lo que lleva a un incremento de la fatiga.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More