Artículos Especial salud

Enfermedades mentales: la otra pandemia silenciosa

Uno de los grandes temas de salud que fueron opacados por la pandemia es el importante aumento de enfermedades mentales que se ha registrado en las sociedades occidentales.

El aumento de enfermedades como la ansiedad y depresión, sobre todo entre los jóvenes, es una de las cuestiones más inquietantes de la vida moderna, en la que se creía haber logrado mayor prosperidad. Y, como podría esperarse, la pandemia de la covid-19 solo ha agravado la situación.

Una de las razones que se suelen argüir para explicar este problema tiene que ver justamente con la falta de socialización de los adolescentes y jóvenes en comparación con otras épocas. Esto es algo que obviamente se ha incrementado en las últimas fechas.

Un sondeo realizado en Estados Unidos comparó las respuestas de 2 mil 32 personas con una prueba previa realizada con un grupo demográfico similar hace 2 años. Los participantes en 2020 tuvieron una tendencia hasta ocho veces mayor a presentar rasgos que podrían indicar una enfermedad mental seria.

Y de manera llamativa, el 70 % de los encuestados cumplió con el criterio que sugiere que pueden padecer una enfermedad mental en una manifestación moderada, comparado con el 28 % en el año 2018.

Los resultados mostraron que la generación ubicada como «millennial» es la más afectada por este momento crítico. Aunque uno podría pensar que las personas mayores de 60 años podrían mostrar gran ansiedad y demás problemas de salud mental por verse amenazados de manera más seria por el virus, esto no se reflejó
tanto en sus respuestas.

Una posible explicación para esto podría tener que ver con el estrés económico que las personas de generaciones más jóvenes experimentan o por el cambio radical en sus expectativas del futuro.

Los expertos recomiendan, para paliar estos momentos de gran estrés e incertidumbre, cosas como hacer ejercicio, tener una dieta sana, dormir bien, intentar conectar con amigos (manteniendo la distancia social), caminar en la naturaleza o realizar alguna práctica como la meditación o el yoga.

Y no debe dejarse de lado lo que ya era recomendado antes de la pandemia: tener también una dieta digital, no pasar demasiado tiempo en redes sociales, limitar el «tiempo pantalla».

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More