Artículos Especial espiritualidad

Ukeireri, concepto japonés para alcanzar la felicidad

El psicólogo clínico Scott Haas revela una forma refrescante, simple y efectiva de alcanzar la felicidad a través de un concepto japonés con un significado amplio y profundo que te puede llevar a soltar el control de las cosas para fluir junto con las personas que te rodean y con la vida misma, para así ser más feliz al alcanzar el estado de calma anhelado.

En su nuevo libro Why Be Happy?, Haas introduce el concepto de “ukeireru”, que en una sola palabra significa aceptación, la cual, afirma, es clave para la felicidad.

Esta palabra fue enviada a Haas por parte de Yumi Obinata, intérprete de Tokio, quien explica que ukeireru es un concepto «usado por una madre con un hijo para aceptar algo gentilmente, divertido de imaginar dentro de uno mismo, aceptando la realidad».

«Ukeireru significa mucho más que autoaceptación. Significa aceptación de nuestras relaciones en nuestras familias, en la escuela, en el trabajo y en nuestras comunidades. Significa aceptar a los demás», dice el psicólogo. Además, explica que se trata de aceptar la realidad y crear contextos que amplíen la perspectiva
estrecha, confinada y agotadora del ser.

¿Cómo practicar ukeireru? El plan es aceptarte a ti mismo, a tu familia, a tus amigos, a tus colegas y a tu comunidad; así como al entorno en el que convives con todos esos grupos. Al hacer esto, es posible que puedas comprender otros puntos de vista y aceptarlos desde un estado de autoconciencia tranquilo.

Después, si lo deseas, puedes tomar la energía que proviene de esa calma e intentar hacer los cambios necesarios para estar y sentirte mejor; y si consideras que no hay nada que cambiar, entonces simplemente debes fluir con la aceptación propia, de los demás y de tu entorno. De acuerdo con Haas, el ukeireru crea una especie de estado básico de inmediatez: de estar presente.

Esta aceptación de los demás es especialmente necesaria en sociedades que se han vuelto tan individualistas como la occidental. Una vez que aceptas lo que te rodea como es, tienes espacio para observar con calma y notar que, aunque seas un ser independiente y autónomo, al final eres parte de la sociedad y de los distintos grupos, como familia, amigos, trabajo, etcétera, y que debes aceptarlos para vivir en paz con ellos.

Así, al aceptar a quienes están en esos conjuntos, te aceptas al mismo tiempo a ti mismo como parte de ellos y de esa manera te puedes relacionar de una forma más armoniosa. Como resultado, puedes comprender más fácilmente otros puntos de vista y simplemente no reaccionarás negativamente ante una persona o un evento que te moleste. Y no estarás tan estresado todo el tiempo.

En su libro, Haas explica que el silencio es una forma de ukeireru. Muy a menudo, en Japón el silencio se usa para comunicarse con otros de manera mucho más efectiva que las palabras. Ayuda a generar confianza, expresar respeto y aprender a escuchar y observar. La lógica de esto es que si estás ocupado en hablar y dar tu opinión, no puedes asimilar las cosas que ves y. escuchas.

De esta manera, la noción de ukeireru te hace consciente de la verdad universal de que eres solo una parte de muchos grupos en los que confías. Y al final del día, no estás solo. «Quiénes somos y en qué podemos convertirnos está definido por nuestras relaciones mutuas», señala Haas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More