Artículos Especial Tips

¿Cómo manejar los pensamientos negativos?

Estamos viviendo un momento bastante complicado; tensión, temor, angustia,
incertidumbre y todo un cúmulo de emociones que han generado el confinamiento
y ahora la nueva normalidad, todo ello puede hacer que en tu mente surjan toda
clase de pensamientos negativos.

La negatividad puede manifestarse espontáneamente, y a menudo lo hace de
manera inquietante. Por ejemplo, puedes estar sentado con tu pareja y de pronto
un pensamiento te asalta, te hace sentir que en cualquier momento esa persona
podría llegar a engañarte o dejarte y lo mal que te sentirías si eso pasara; esto
genera en ti dudas y temores.

O, en el escenario del mundo actual, puedes estar en tu oficina tranquilamente y
de pronto pensar que en el trayecto te puedes contagiar y todo lo malo que ese
hecho desencadenaría.

Sí, es absurdo que algo negativo se te ocurra en un momento positivo o neutral,
pero es algo común y se debe a que la negatividad puede tener vida propia dentro
de tu psique, sobre todo en momentos difíciles e inciertos como el actual.
Además, a menudo, esa negatividad hace que te sientas incapaz e impotente para
hacer algo al respecto.

¿Qué hacer para gestionar eficazmente los aspectos negativos de tu mente?

Sé consciente de que la negatividad es algo normal
Es un hecho que no todo en la vida debe ser positivo todo el tiempo. Siempre hay
altibajos y malas rachas a las que tus emociones reaccionan. Sin embargo, las
emociones y los pensamientos negativos no suelen ser «socialmente aceptables»,
por lo que la mayoría los ocultan y se niegan a admitir lo que realmente sienten y
piensan.

Pero ten presente que, aunque no lo reconozcan públicamente, todos tienen sus
malos momentos y su lado oscuro. La negatividad forma parte de la vida, es parte
del equilibrio y la dualidad que existe en todo.

Los pensamientos son solo eso, pensamientos
Un pensamiento es una pequeña secreción de los neurotransmisores. Según
algunas estimaciones, suceden a miles por hora (en realidad, no se pueden
cuantificar, ya que el cerebro nunca descansa y procesa constantemente una
enorme cantidad de datos).

Algunos de estos datos salen a la superficie, que es cuando les das un significado
consciente. Y aunque muchísimos de esos pensamientos que surgen son
positivos, es curioso que se les suele dar más peso a los negativos, aunque sean
los menos.

Esto se debe a que los apegos negativos son poderosos y son los que te
mantienen pegado a la angustia interna. El primer paso para evitarlo, es ser
conscientes de ello. Y lo que sigue es no dejar que esos pocos pensamientos
negativos te dominen. Al final, son solo pensamientos y no saldrán de tu cabeza a
menos que tú decidas convertirlos en palabras o acciones.

Así que ten siempre presente que, por negativo o perturbador que sea un
pensamiento que aparece en tu mente, solo es un pensamiento. No es ni bueno ni
malo. Solo tiene el significado que tú le das. No te enfoques en él, no le des
vueltas ni lo juzgues, tampoco dejes que repercuta en tus palabras o acciones;
simplemente deja que fluya y continúa con lo tuyo.

Para tomar de nuevo el ejemplo que ya se mencionó del pensamiento que te ataca
al estar con tu pareja, en este punto no debes dejar que esa idea domine tus
palabras ni tus acciones; es decir, no le reclames a tu pareja por cosas que sólo
están en tu mente. Deja que ese pensamiento se vaya y enfócate en lo que viven
y comparten en ese momento.

No luches contra ellos
De la mano del punto anterior, para manejar esos pensamientos negativos no se
trata de luchar contra ellos ni de verlos como el enemigo a vencer, pues al final
también son parte de ti, de tu luz y oscuridad. Como todos, eres una persona imperfecta y vulnerable, que a veces ve las cosas positivas y luminosas, y otras solo puedes ver los matices grises y sombríos.

Así que no te resistas a esos pensamientos, no los niegues ni los combatas.
Acéptalos, conócelos y trata de entender lo que hay detrás de ellos, qué los hace
surgir, pregúntate si vienen de algo que viviste recientemente, de vivencias del
pasado o si son tus miedos y temores los que los alimentan.

Así, al reconocer y comprender tus pensamientos negativos, podrás gestionarlos
de mejor manera, para recibir el mensaje que tratan de darte y solucionar lo que
sea necesario desde la raíz, no solo maquillarlos superficialmente.

Muchas veces, este trabajo requiere de la guía de un especialista, así que no
descartes la posibilidad de acudir a terapia si sientes que la negatividad invade tu
mente la mayor parte del tiempo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More