Artículos Especial

Las enfermedades respiratorias también afectan a nuestras mascotas

Nuestras mascotas, perros y gatos, también pueden sufrir enfermedades respiratorias y existen muchas causas, ya sean externas: las causadas por virus, bacterias, hongos y parásitos o alergias; y las internas: pólipos y asma.

También se puede diferencia si la enfermedad está atacando la parte inferior del sistema respiratorio o la superior. La primera, que se da en los pulmones, se manifiesta con tos, respiración entrecortada con la boca abierta y la segunda, (la parte superior que se da en nariz, laringe y tráquea) presenta estornudos, secreción nasal, ronquidos, arcadas y algunas veces lagrimeo y úlceras en la cavidad bucal.

Si empiezas a notar algunos de estos síntomas en tu mascota, llévalo al veterinario para que lo revise cuidadosamente y te ofrezca el tratamiento adecuado. Evita medicarlo tú y mucho menos le des fármacos propios del ser humano, pues podrías agravarlo.

Existen muchas causas de las enfermedades respiratorias en las mascotas, pero las principales son las siguientes:

Enfermedades virales: pueden prevenirse con un completo plan de vacunación, así que no olvides llevar ese control muy bien. En el caso de los perros las vacunas que protegen el sistema respiratorio son la del moquillo o distemper y la bordetella o tos de las perreras.

En el caso de los gatos son la del calicivirus y de la rinotraqueitis felina. Todo este grupo de enfermedades es muy delicado, e incluso pueden causar la muerte. Así que te reiteramos, nunca olvides llevar correctamente su plan de vacunación.

Enfermedades diferentes a las virales: generalmente se presentan de manera combinada, lo cual complica su diagnóstico y tratamiento. Visita al veterinario para que lo revise, máxime si a tu mascota le cuesta trabajo respirar y si sus mucosas bucales muestran un color azulado, pues su vida podría estar en peligro.

Por otro lado, considera que hay algunas razas que debido a su conformación física presentan dificultad para respirar, por ejemplo, los bóxer, bulldog y pug, pero si notas incluso en este tipo de perros algún síntoma extraño, no lo dudes y llévalo al veterinario.

Nuestras mascotas dependen de nosotros, recuérdalo. El veterinario es el especialista indicado para diseñar el mejor tratamiento, así como para recomendarnos un alimento balanceado Premium o Súper Premium.

Nunca lo olvides: una mascota sana es una mascota feliz

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More