Artículos Especial

¿Me puedo contagiar de Covid en las albercas públicas?

Las albercas permanecieron cerradas para evitar que se convirtieran en un foco
de contagio durante la pandemia, pero al igual que el resto de las actividades,
ahora reabren sus puertas bajo todas las recomendaciones de higiene.
La pregunta es: ¿visitar albercas públicas es seguro? Los gérmenes se pueden
encontrar en casi cualquier lugar, incluso en albercas y jacuzzis. Esto significa que
la limpieza y el mantenimiento adecuados son esenciales.
Las enfermedades del agua recreativa son infecciones causadas por gérmenes
que pueden sobrevivir y/o crecer en piscinas, jacuzzis, océanos, lagos y ríos, así
como en el agua de parques acuáticos; las enfermedades se transmiten al tragar o
al entrar en contacto con agua que contiene gérmenes.
La mayoría de las enfermedades del agua de estos lugares son causadas por la
contaminación de esta, que ocurre cuando alguien que está enfermo ingresa a
una. En otros casos, las enfermedades son provocadas cuando los gérmenes que
viven naturalmente en el agua crecen a niveles que pueden generar una infección,
como las diarreicas, en la piel, en los oídos, respiratorias, etcétera.
La enfermedad más comúnmente reportada es la diarrea, a menudo causada por
gérmenes como E. coli, norovirus y Cryptosporidium (también conocido como
Crypto). Cuando una persona con una enfermedad diarreica ingresa al agua, toda
la piscina puede contaminarse. A su vez, tragar incluso una pequeña cantidad de
esta agua contaminada es suficiente para provocar una enfermedad.
Si bien, esto puede sonar aterrador, el riesgo de contraer una enfermedad
acuática recreativa se reduce en gran medida si la alberca se mantiene limpia,
además de tener medidas de protección propias.
El mantenimiento adecuado de la piscina es más que simplemente aspirar las
hojas, se debe controlar regularmente el nivel de cloro y el pH, especialmente si es
pública. Cuando el cloro se mezcla con agua, crea un ácido “débil” que es ideal
para matar muchos tipos de gérmenes. Es por eso por lo que se utiliza cloro como
desinfectante en abastecimientos públicos de agua.

No hay evidencia de que el virus causante de la covid-19 sobreviva en las
albercas, pero donde sí puede haber contagios masivos es por la convivencia de
muchas personas dentro y fuera de las albercas. Por ello es muy importante
continuar con las medidas de sana distancia dentro de las distintas instalaciones.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More