Artículos Especial

Gritarle a tu perro puede afectar su salud

Un estudio realizado por biólogos moleculares en Portugal encontró que los perros
que son sometidos a un entrenamiento basado en la aversión como collares de
choque o gritos, están peor en términos de salud que los perros que aprenden
mediante el entrenamiento basado en recompensas.

En el estudio se comparó a 42 perros de escuelas de entrenamiento basadas en
recompensas y 50 perros de escuelas de entrenamiento basadas en aversión y se
revisaron sus niveles de cortisol (la hormona del estrés que controla el estado de
ánimo, la motivación y el miedo) para ver cómo cada técnica de entrenamiento los
había afectado. Al analizar la saliva de los perros, junto con grabaciones en video
de su comportamiento durante las sesiones de entrenamiento, los investigadores
pudieron medir los niveles de estrés de los cachorros.

Los perros que estaban tensos se lamían los labios o bostezaban, signos que
observaron repetidamente. Aquellos de las clases de entrenamiento basadas en
aversión tuvieron niveles más altos de cortisol que el grupo de cachorros de las
clases basadas en recompensas.

Este estudio es especialmente importante ya que históricamente el uso del
entrenamiento basado en la aversión se ha visto como negativo, pero no había
habido ninguna base científica que respaldara esto. Sin embargo, según el
estudio, «estos hallazgos indican que el uso de métodos basados en aversiones
compromete el bienestar de los perros de compañía a corto y largo plazo».

Al igual que con las personas, enseñar con amabilidad es una mejor manera que
ser agresivo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More