Artículos Especial Tips

¿Cómo lavar los muñecos de peluche?

Es muy importante cambiar nuestras sábanas, cobijas y fundas de almohada al
menos una vez por semana, porque aunque no parezcan sucias, nuestro cuerpo
suda por las noches o pueden impregnarse de polvo. Lo mismo pasa con los
peluches que los pequeños adoran: es muy importante lavarlos seguido porque
también acumulan suciedad.
Lavar un muñeco de peluche es fácil, pero algunos son más viejos o más
delicados que otros. El lavado a mano es la mejor opción para los juguetes más
gastados, mientras que el lavado a máquina está bien para la mayoría de los
animales de peluche en buen estado.
Al igual que con toda la ropa, primero lee la etiqueta del juguete (si todavía la
tiene), pues puede indicar instrucciones especiales de limpieza. Como mínimo,
enumerará los materiales utilizados durante la fabricación, lo que te dará una pista
sobre por dónde empezar.
Utiliza una bolsa de malla (para ropa delicada) y hazlo en un programa de lavado
con agua fría. No utilices mucho jabón ni suavizante para evitar alguna reacción
alérgica. Puedes aprovechar el ciclo y darle una protección extra a los peluches
con toallas.
Deja secar al aire libre y nunca uses la secadora, ya que podría estropear el
peluche, y así también evitas el desgaste de los tejidos. Puedes usar el
centrifugado sin calor en algunos casos, pero no es lo recomendado porque el
juguete puede deformarse o perder piezas. Si necesitas que recupere lo
esponjoso, puedes usar una secadora de cabello con aire tibio e incluso un cepillo.

Se recomienda hacer esta limpieza cada 15 días por el momento, como parte de
la especial limpieza que pones en todo tu entorno durante la pandemia de covid-

  1. Puedes agregar una cucharadita de bicarbonato y vinagre blanco para
    desinfectar.
    Si necesitas lavar el juguete a mano, puedes usar un paño húmedo o si resiste el
    agua, sumergirlo en una tina con poco detergente en agua tibia o fría. A veces es
    suficiente sumergir y sacar el muñeco un par de veces y solamente tallar en las
    partes donde la suciedad sea más evidente. Deja que el juguete se remoje durante
    15 minutos, o hasta una hora, antes de enjuagar; los juguetes más delicados
    deben remojarse durante menos tiempo para evitar dañar sus fibras.
    Cuando llegue el momento de enjuagar, puedes sostener el juguete bajo agua
    corriente fría o drenar y volver a llenar la tina con agua limpia; repite el movimiento
    de bombeo para eliminar los residuos de jabón. Independientemente del estado
    del peluche, se recomienda no frotar vigorosamente ni exprimirlo. Solo presiona
    con tus manos suavemente para sacar el exceso de agua y deja escurrir en una
    superficie plana. Enrolla en una toalla seca para quitar más humedad si es
    necesario y por último déjalo al aire libre.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More