Artículos Especial

¿La vitamina D reduce el riesgo de contraer COVID-19?

Una buena salud es lo mejor para evitar y prevenir enfermedades, así no les damos oportunidad a los virus
y bacterias a atacar cuando las defensas son bajas. Hoy la principal preocupación, ante el coronavirus, es
que las personas se están preocupando más por mantenerse sanas y reforzar su sistema inmunológico,
procurando su calidad de sueño, alimentación y actividad física.

Además de estos importantísimos puntos, se habla de otra medida, la vitamina D; nutriente que se asocia
con el mantenimiento de una serie de sistemas del cuerpo que funciona sin problemas colaterales.
Algunos expertos creen, incluso, que la suplementación con vitamina D podría ayudar a reducir el riesgo
de contraer COVID-19.

Aunque es importante enfatizar que en este momento no existe una cura confirmada o una forma
garantizada de evitar contraer COVID-19, hay muchos indicios científicos que apoyan la conexión de la
vitamina D con la inmunidad y la salud pulmonar.

¿Inmunidad por vitamina D?

En una publicación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) se explica que la vitamina D, que se clasifica
como una vitamina liposoluble y una hormona, desempeña un papel importante en la función inmune. Y a
pesar de que aún hace falta entender el comportamiento, «no hay desacuerdo entre científicos y médicos
de que la vitamina D es importante para el sistema inmunológico», dice David Sinclair, genetista de
Harvard, y agrega: «Nuestras células inmunes necesitan vitamina D para funcionar».

En otra investigación publicada en el Central European Journal of Inmunology se explica que la vitamina D
juega un papel crucial en la respuesta inmune al mejorar la producción de agentes antimicrobianos.
Además, los hallazgos de un estudio in vitro revelan que la vitamina D activa ciertos genes involucrados en
la respuesta inmune.

La doctora Heather Moday dice que «las células inmunes se ven afectadas favorablemente por los niveles
de vitamina D». La especialista también señala que la deficiencia de vitamina D se asocia con una mayor
frecuencia de infección. También hay evidencia que vincula la deficiencia de vitamina D y las
enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y el síndrome del intestino irritable, según una
revisión de investigación publicada en el Journal of Investigative Medicine.

¿Cómo consumir más vitamina D?

La forma más común de obtener vitamina D es pasar tiempo al aire libre y recibir los rayos del sol. Sin
embargo, si no puedes exponerte a la luz solar puedes obtenerla de otras fuentes.

Las mejores fuentes de vitamina D incluyen pescado graso (como salmón y atún), aceites de hígado de
pescado, yemas de huevo, hongos y productos fortificados. No obstante, la mayoría de los alimentos no
tienen niveles suficientemente altos de esta hormona, lo que significa que quizá necesites un suplemento
para alcanzar los niveles adecuados. Los NIH recomiendan de 400 a 800 UI de vitamina D al día, pero eso
es principalmente para prevenir el raquitismo, una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina D.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More