Especial Tips

3 consejos para arreglar tu guardarropa

¿Sientes que el desorden de tu clóset te abruma? pero… ¿también te abruma la idea de ordenarlo porque
no sabes ni por dónde empezar?
Ok, ok ¡tranquila! En este post te quiero compartir 3 consejos básicos para cuando decidas poner manos a
la obra y ordenar tu guardarropa. Son súper sencillos y accionables…¿lista? ¡Comenzamos! 

  1. Planea: Agenda ese momento en que quieres comenzar a arreglar tu guardarropa, vístete y
    alístate para ese momento. Báñate, perfúmate, ponte ropa cómoda y linda y unos tenis o zapatos
    cómodos. Nada de hacerlo en pijama, con el tiempo encima o cuando ya estás harta. A la hora de
    planear este date con tu guardarropa llegarás con el mindset adecuado, con la energía enfocada y
    tu disposición para comenzar a limpiar tu clóset no sólo física pero también energéticamente. 
  2. Tiempo: Te prometo que ésta es un arma secreta. Pon tu celular en modo avión para evitar
    distracciones y programa tu alarma en 20 minutos (sí nada más, no necesitas pasarte 3 horas
    arreglando el clóset)  Entonces, con este límite estarás enfocada en invertirlo en ti y en tus
    prendas, o que alcances a arreglar en ese tiempo está perfecto, paso a pasito. Si agotas tu mente
    por mucho tiempo en decidir qué se queda y qué se va, acabarás fastidiada y querrás tirar todo.
    Así que agenda 20 minutos diarios de arreglo de tu guardarropa y verás cómo avanzas más y con
    mucha más consciencia que al quererlo hacer todo en un sólo día. 
  3. Categoriza: Separa por pantalones, tenis, tacones, bolsas, blusas, collares etc. Esto te permitirá
    observar qué es lo que más tienes en tu guardarropa y decidirás cuáles de estas prendas son las
    que más disfrutas o si necesitas invertir en más de estas prendas. Esos 20 minutos los puedes
    dedicar a una categoría. Decide qué se queda y qué se va por categorías.  
    Te aseguro que aplicando estos consejos va a ser mucho más sencillo y accionable, recuerda la
    preocupación y la angustia no es parte de esta ecuación… el gozo y la acción ¡sí! Así que ¡manos a la
    obra!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More