Artículos Especial Tips

Por salud mental: ¡desintoxícate digitalmente!

Problemas para dormir, estrés, falta de concentración y efectos negativos en nuestras relaciones
personales son tan solo algunas de las consecuencias que provoca pasar mucho tiempo
utilizando los aparatos digitales.
¿Qué es lo primero que haces al despertar y qué es lo último? ¿Encender tu celular o
computadora por las mañanas y apagarlos antes de dormir? Los excesos en cualquier área de
nuestra vida no son buenos, debemos dosificar el uso de la tecnología en esta y en cualquier
época de la vida ya que provoca efectos nocivos en nuestra salud.
Ya sea que la uses para trabajar, para divertirte o para informarte, siempre podemos poner
límites, no es difícil y con el paso del tiempo te darás cuenta de que la realidad es más
gratificante que el mundo virtual.
¿Cómo desintoxicarte digitalmente? Pon en práctica estos consejos y verás que es más sencillo
de que lo creías.
Noches diferentes. En lugar de pasar parte de tu tiempo en las redes sociales o con la televisión
prendida, considera hacer algo diferente como preparar la cena, jugar con tus mascotas, regar
tus plantas, armar un rompecabezas, leer un libro o jugar con el resto de la familia algún juego de
mesa tradicional.
Establece límites. No hay nada de malo en ver un episodio de tu programa favorito todas las
noches, pero trata de evitar los maratones de series porque son adictivos y te puedes enganchar
hasta la madrugada. Establece límites, digamos que te propongas solo ver un episodio o una
película en un horario que no reduzca tus horas de sueño.
Sé honesto en cómo las redes sociales te hacen sentir. Pregúntate: ¿Me siento feliz cuando
salgo de Facebook, Twitter o alguna otra red social? Si la respuesta es no, ponle punto final, no
tiene ningún sentido martirizarte consumiendo las redes que te ponen de malas o triste, o dosifica
tu tiempo en ellas, no es forzoso estar todos los días en ellas.
Usa el celular de manera funcional, no recreativa. En lugar de llenarlos con aplicaciones de
juegos y redes sociales, instala herramientas que te ayuden a estudiar un curso, medir la
cantidad y calidad de tu sueño o cuidar tu dieta.

La tecnología no es mala en sí misma, de hecho es muy útil porque nos facilita muchas tareas
cotidianas, pero debemos poner límites, pues como en todo, el exceso trae consecuencias
negativas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More