Artículos Especial Tips

¿Has notado mal aliento al usar cubrebocas?, aquí está la solución

Si usar un cubrebocas te ha hecho consciente de tu mal aliento, es momento de
solucionarlo. Más de la mitad de la población sufre de mal aliento (halitosis),
afortunadamente se puede prevenir y tratar.
La halitosis es el mal aliento crónico que puede provenir de varias fuentes, pero la más
común es un desequilibrio del microbioma oral o disbiosis. Esto ocurre comúnmente
por sequedad de boca o el uso de ciertos medicamentos, dietas ricas en azúcar o
alimentos ácidos y mala higiene bucal. En cada uno de estos casos, las bacterias
patógenas y los compuestos de azufre se producen a un ritmo alarmante, lo que
produce un mal olor en la boca.
Puede parecer contradictorio, pero ciertos métodos de higiene oral pueden empeorar el
problema en lugar de mejorarlo, como el uso de enjuague bucal y otros ingredientes
antibacterianos. Entonces, si tu enjuague bucal no ayuda, ¿qué puedes hacer?

  1. Elimina el exceso de azúcar o alimentos altamente ácidos de tu dieta. Las
    bacterias en la boca se alimentan de estos, lo que deja un fuerte olor. Puede ser útil
    eliminarlos de tu dieta, o simplemente reducirlos y cepillarte los dientes después de
    comerlos.
  2. Intenta cerrar la boca por la noche. Es increíblemente común dormir con la boca
    abierta y esto la seca, lo que puede conducir a una disbiosis. Puedes recurrir a la cinta
    adhesiva en la boca, suena un poco agresivo e incómodo pero te entrenará para
    respirar por la nariz durante la noche. Así evitarás el crecimiento excesivo de bacterias
    que de otro modo se produciría.
  3. Deja de usar tu pasta de dientes y enjuague bucal. Esto puede sonar
    sorprendente, pero ciertos químicos en la pasta de dientes y el impacto antibiótico de

algunos enjuagues bucales pueden reaccionar negativamente con las bacterias orales.
Esto puede conducir a un ciclo de disbiosis.
Debes continuar cepillándote los dientes con agua y usar hilo dental con frecuencia,
observa lo que sucede después de varios días o un par de semanas después de
eliminar estos elementos. Es similar a una dieta de eliminación, pues dejar estos
productos durante algunas semanas y reintroducirlos lentamente en tu rutina de
cuidado bucal te permite descubrir si son los que causa el problema.

  1. Bebe más agua. Una forma simple y efectiva de tratar el mal aliento es beber mucha
    agua. Tu saliva es una herramienta vital para mantener la salud de tu biopelícula
    (donde viven las bacterias de tu microbioma oral), y la falta de hidratación puede
    conducir a una salivación menos efectiva. Beber suficiente agua puede prevenir la boca
    seca y ayudarte a eliminar las bacterias malolientes producidas al comer.
  2. Comienza a raspar tu lengua. En un estudio se demostró que el raspado de la
    lengua es más efectivo para mejorar el mal aliento que cepillarse los dientes.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More