#QuédateEnCasa Especial

¿Cómo consolidar nuestro amor en tiempos de coronavirus?

Si nos ponemos a pensar un poco en cómo ha sido nuestra relación de pareja
antes de la cuarentena quizá podría ser así: cada uno sale temprano para ir a su
respectivo trabajo, nos damos un breve beso y decimos “Nos vemos en la noche”.
Nos hablamos por teléfono una o dos veces durante al día, quizá, solo quizá
comemos juntos un día a la semana (solo si nuestros trabajos están más o menos
cerca y si tenemos tiempo).
En la tarde-noche nos vemos en la casa y dependiendo de qué tan cansados
estemos o qué ánimo tengamos, cenamos juntos. Si es viernes podemos darnos
el lujo de dormirnos hasta tarde y aprovechamos para ver una película juntos o
salimos a hacer algo fuera.
Posiblemente esto te parezca familiar, quizá no y tu relación de pareja sea más
saludable que lo que muestra esta historia. Pero seamos realistas, la vida
ajetreada que llevábamos antes de la cuarentena no nos dejaba mucho tiempo
para nosotros mismos, ni para enriquecer nuestra vida en pareja, por más que lo
deseáramos.
Pues bien, la cuarentena puede ser una gran oportunidad de reencontrarnos, de
reconocernos y de cultivar nuestra relación abonándola con actos que la hagan
crecer más fuerte. Ahora estamos pasando más tiempo juntos y seguramente
saldrán cosas que no sabíamos siquiera que existían en nuestra pareja, de hecho,
descubriremos detalles en nosotros mismos que ni imaginábamos, pero tratemos
de que todos sean positivos, pues nos necesitamos.

Veamos algunos consejos para mantener sana nuestra relación de pareja y vivir
en armonía ahora y cuando salgamos de la cuarentena:

Hablen: a todos nos preocupa la situación actual y no hay mejor oyente
que nuestra pareja, máxime si la tenemos a nuestro lado. Expresa todo lo
que te preocupa, sin ocultar nada y lleguen a soluciones juntos.
Planeen: la incertidumbre puede afectar nuestra salud mental y la de
pareja, hacer planes juntos por muy locos o disparatados que sean ayudará
a relajar las preocupaciones y a reírse juntos. Planeen las próximas
vacaciones juntos, renovaciones de la casa, fiestas que deseen organizar,
etcétera. No importa si son realistas o no, tan solo el imaginar que puede
ser posible nos hará sentir bien.
Rían: qué tal si organizan cada día un momento de contar chistes o
recordar anécdotas divertidas, o ver películas de comedia en lugar de
catástrofes mundiales, epidemias o zombis.
Organicen una cita romántica en la terraza, en la sala o en el comedor.
Es momento de aprovechar el tiempo para ser románticos. No es necesario
hacer una cena de lujo, basta con unos platillos sencillos, unas velas,
música y la compañía mutua.
Vayan al museo, zoológico o galería juntos de manera virtual. Como
seguro te has dado cuenta, muchos zoológicos, parques, museos y galerías
han abierto sus puertas virtuales para todo el público, aprovechen y vayan
al Louvre o al Jardín Botánico de Nueva York.
Dense su espacio. También es importante que cada uno tenga su propio
tiempo a solas, dense su espacio y tiempo para reflexionar o simplemente
estar consigo mismos.
No se olviden del sexo. Ahora hay más tiempo para explorar nuestra
relación sexual, esa fantasías que siempre has tenido puedes compartirlas

con tu pareja y descubrir si se sienten cómodas con ellas o si hay nuevas
formas de enriquecer esa pasión.
Llamen juntos a sus familiares y amigos, y también dense espacio
para que cada uno lo haga por separado. Todas las parejas tienen
amistades en común, pues bien, es momento de hacerles una videollamada
y disfrutar de un momento juntos (virtualmente), pero también es importante
que cada uno haga esas llamadas con sus propios amigos y familiares, hay
que respetar la privacidad.

Hoy más que nunca nos hemos dado cuenta de lo importante que es el
contacto con los demás, si tienes la oportunidad de pasar esta cuarentena con
tu pareja, aprovecha enriqueciéndola, redescubriéndola. Nos necesitamos, así
que cuidémonos mutuamente y saldremos más fortalecidos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More