#QuédateEnCasa Artículos Especial

Cubrebocas: ¿sí o no, y cuál usar?

La mejor medida para cuidarnos del coronavirus es definitivamente quedarse en
casa; lo han recomendado hasta el cansancio la Organización Mundial de la
Salud, la Universidad John Hopkins y las instancias de salud de cada país, pero la
realidad es que tenemos que salir al menos a reabastecernos de comida y
medicamentos.
Si ese es tu caso y tienes que salir, las mejores medidas que puedes tomar son
 la sana distancia
 evitar horarios en las que podría haber más gente
 ir a tiendas y farmacias cercanas a nuestra casa para evitar el transporte
público
 no salir en grupos, solo uno debe salir
 lavarse siempre al regresar a casa y desinfectar todo lo que hayamos
tocado o traído a casa
 quitarse la ropa que usamos al salir y bañarnos
 y siempre usar cubrebocas
Y ya que llegamos a este tema del cubreboca es importante señalar que otras de
las recomendaciones más insistentes de las mismas organizaciones que ya
mencioné antes es salir con cubreboca, ¿por qué?
La Organización Mundial de la Salud ha recomendado que si uno presenta los
síntomas característicos de la Covid-19 (sobre todo tos) o si cuidamos de una
persona que la tenga, debemos salir con cubreboca para evitar contagiar a los
demás. El cubreboca no impide que nos contagiemos, sino que afectemos a los
demás si nosotros tenemos los síntomas.

Pero en vista de que es difícil saber si somos portadores del virus, pues hay
quienes son portadores asintomáticos, la recomendación es usar siempre
cubreboca al salir, pero ¡ojo!, aquí es muy importante aclarar qué tipo de
cubreboca usar, porque si corremos a comprar los denominados N-95 estaremos
contribuyendo al desabasto y afectando a los profesionales de la salud que son
quienes más necesitan este tipo de cubreboca.
La población en general, comenta la OMS, debe usar las mascarillas o cubrebocas
comunes, ya sea compradas o hechas en casa, esto como una medida adicional,
pero hace énfasis en que “Las medidas frente a la COVID-19 más eficaces para
protegerse a uno mismo y a los demás son: lavarse las manos con frecuencia,
cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una
distancia de, al menos, 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan”.
Además, agrega: “Recuerde que las mascarillas desechables solo se pueden
utilizar una vez y tenga en cuenta también que, si no está usted enfermo o no
cuida de una persona que lo esté, está malgastando una mascarilla. Las
existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a
utilizarlas de forma sensata”.
De modo que no corras a comprar el cubreboca N-95, seamos conscientes,
solidarios y responsables, los especialistas médicos las necesitan más que
nosotros. Nuestro papel es quedarnos en casa y con ello estaremos contribuyendo
enormemente a que la pandemia llegue a su fin.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More