Tips

5 hábitos que te pueden hacer muy feliz

Si te sacas la lotería, si consigues un ascenso en tu trabajo, si te compras una casa o un
coche, ¡claro que serás feliz!, pero esta felicidad no dura. Es una felicidad efímera,
artificial, entonces, ¿cómo lograr una felicidad más duradera?
Primero hay que dejar de pensar que debemos perseguir a la felicidad. Se nos ha dicho
hasta el cansancio que debemos buscarla, cuando la tenemos ahí, enfrente de nuestras
narices, cada día y cada minuto. Basta con que cambies tu actitud y adoptes ciertos
hábitos, de los cuales vamos a hablar a continuación.

  1. Disminuye el ritmo de tu vida. Ve más despacio, detente a apreciar la cosas que te
    hacen feliz como inhalar el aroma del café, tomártelo con calma y sentir cómo poco a
    poco te va reanimando; saborear una deliciosa comida; admirar los árboles cuando vas de
    camino a la oficina; dejar que el sol caliente un poco tu rostro en esa mañana de invierno;
    sacar la cara por la ventana y dejar que el viento te dé de lleno.
    Son placeres muy sencillos que tienes a la mano prácticamente todos los días y que
    debido a las prisas, no aprecias. ¿Nunca has dicho “Qué bien huele la tierra mojada”
    cuando empieza a llover? Al decir eso te sientes bien, en paz y feliz, pero debes detener a
    apreciarlo y a sentirlo más seguido. Aprecia las pequeñas cosas y haz de eso un hábito.
  2. Haz ejercicio. Los científicos lo han comprobado y muchas publicaciones de prestigio
    han escrito mucho de ello, el ejercicio, por muy leve que sea, genera la hormona de la
    felicidad y esta sensación perdura muchas horas después de que lo hiciste, ahora imagina
    que lo hagas diario o al menos 3 o 4 veces por semana. Yo, cuando corro siento una
    energía que fluye por todo mi cuerpo, me llena de tranquilidad y paz, me siento bien. Elige
    un ejercicio y trata de hacerlo constantemente, verás cómo te sientes muy bien y eso,
    amigos, se llama felicidad y perdura.
  3. Rodéate de las personas adecuadas. Es decir, de personas que son felices, porque ellas
    te van a contagiar de su felicidad y te transmitirán energías positivas. Tan solo piénsalo un
    poco, cómo te sientes cuando estás con una persona enojada, que todo le parece mal, que

se queja constantemente, que no para de lamentar su mala suerte. Te sientes deprimido,
por supuesto, pues te está transmitiendo su energía negativa. Y no digo que no escuches a
tu amigo cuando está pasando por un mal momento, ¡no!, a lo que me refiero es a que te
alejes de las personas que hoy se denominan “personas tóxicas”, esas que ven la vida
como un castigo más que como el regalo preciado que es.

  1. Sé positivo. Las cosas malas o desafortunadas les pasan a todos, pero la diferencia
    radica en la actitud que tomamos ante los problemas. Sí, seguro vas a llorar si algo triste
    pasa o te vas a enojar o a frustrar, pero no dejes que esos sentimientos perduren.
    Enfrenta los problemas, saborea esos sentimientos, pero hasta ahí. Luego, reflexiona,
    aprende y sigue adelante. El pesimismo alimenta la infelicidad, así que mejor cambia tu
    actitud y ¡claro!, haz de ello un hábito.
  2. Duerme bien. Esto también está más que comprobado científicamente: dormir lo
    suficiente te ayuda a cargarte de energías, mejora tu estado de ánimo, tu autocontrol y
    concentración. Nuestro cuerpo necesita descansar bien para renovarse y enfrentar y
    disfrutar de mejor manera lo que venga cada día. De hecho, la privación del sueño eleva
    los niveles de estrés y queridos amigos, estresados no vamos a poder disfrutar de nada.
    Así que ¡a dormir como se debe!
    Estos son tan solo 5 hábitos, pero hay muchos más, ¿conoces algunos otros? Comparte
    con nosotros tus experiencias, me encantaría conocerlas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More