Artículos

¿Qué sabes acerca del glutamato monosódico o umami?

Umami es una palabra japonesa que significa “sabroso” y corresponde a uno de
los sabores básicos junto con los 4 que conocemos: dulce, salado, amargo y
ácido. Este quinto sabor hace que los alimentos tengan mayor gusto, debido a la
sensación que produce el glutamato monosódico (GMS), que es resultado de un
proceso químico.
La mayoría de los alimentos procesados que acostumbramos consumir
contienen glutamato monosódico; éste hace que la comida congelada, los
aderezos y las carnes realcen su sabor. El GMS también se encuentra en los
alimentos enlatados ya que elimina el sabor a metal y tiene la propiedad de
hacer que nuestro cuerpo perciba un mejor sabor en la comida.
El glutamato monosódico es un producto natural que originalmente se extraía
de alimentos ricos en proteínas como las algas. Es sal de sodio del ácido
glutámico y está formado por glutamato, agua y sodio. Sin embargo, en la
actualidad se produce por medio de un proceso de fermentación industrial y se
trata de un aditivo que es agregado en la mayoría de los productos
empaquetados.
En el libro “El lento envenenamiento de América” de los autores John y Michelle
Erb, se menciona que el GMS provoca adicción y es por esa razón que los
artículos empaquetados contienen esta sustancia para hacer que los
consumamos, en lugar de comer productos naturales y saludables.
Según la Clínica Mayo existen efectos secundarios cuando se consume el GMS
tales como: alergias, dolores de cabeza, dolores musculares, nauseas, migrañas,
depresión, así como debilitamiento y problemas cardiovasculares; no obstante
todo lo mencionado, el umami es utilizado en alimentos procesados.
¿Qué hacer entonces para no consumirlo?
En realidad es bastante fácil: hay que consumir productos naturales. También es
muy importante antes de comprar cualquier producto empacado, etiquetado,
envasado, enlatado o embutido leer las etiquetas y si tiene glutamato
monosódico o alguno de los nombres con los que se le conoce como: GMS (por
sus siglas en español), MSG (siglas en inglés), ajinomoto, aspartame, levadura
autolizada, extracto de levadura, proteína hidrolizada, caseinato de sodio,
glutamato mono-potasio, proteína de soya texturizada o ablandador de carne,

¡no lo consumas! Puede dañar tu organismo. Hay que estar alerta con las
etiquetas pues los alimentos bajos en grasas o azúcares y los que dicen estar
enriquecidos con vitaminas también contienen GMS.
Somos lo que comemos… de tal manera que es mejor consumir los productos
que la naturaleza nos provee ya que es más fácil para el organismo tanto
reconocer las vitaminas, proteínas, minerales y aminoácidos que obtenemos de
dichos productos, como procesarlos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More