Artículos

Las 5 personas con las que más nos relacionamos definen nuestra personalidad

Es un hecho comprobado científicamente que nuestro entorno nos define: el lugar donde
nacemos, donde crecemos, el ambiente que nos rodea, lo que vemos, los hábitos que nos
inculcan nuestros padres y las personas con las que convivimos.
Todo lo anterior ayuda a moldear nuestra personalidad, pero también está comprobado
que las personas con las que más convivimos nos transmiten parte de su personalidad. Sin
pensarlo, tomamos “partes” de ellas como su forma de hablar, actuar, su manera de
responder ante la vida, etcétera.
Esto no está mal a simple vista, pero si profundizamos podemos encontrar que no solo
adquirimos las cosas buenas de esas personas, sino también las negativas. Según los
estudiosos, se dice que son 5 las personas con las que más convivimos las cuales aportan a
nuestra personalidad y no lo hacen a propósito, nosotros tomamos esas partes de ellos ya
sea inconscientemente o dejándonos influenciar por ellas.
Aquí tiene mucho que ver qué tan influenciables somos, qué tan fuerte es nuestro
carácter, qué tan fácil nos dejamos manipular o qué tan sólidas son nuestras propias
ideas. Si eres de las personas que toman mucho en cuenta “el qué dirán” o pide consejo a
sus más allegados antes de tomar cualquier decisión, temo decirte que estás en peligro de
adquirir la forma de ser de esas 5 personas.
¿Pero cómo saberlo? Analízate y analiza a esas 5 personas con las que más convives.
Pueden ser de tu familia, de tu trabajo o amigos. Cómo hablan, cuáles son sus gestos y
ademanes, cómo reaccionan ante las situaciones negativas y positivas, cómo se relacionan
con los demás.
Ahora, mírate a ti mismo y busca rastros de esas personalidades. ¿Por qué hacerlo?
Porque como te decía antes, no solo adquirimos lo positivo, sino lo negativo. No está mal
que seas tan optimista como tu mejor amiga, pero sí lo es el que envidies lo que tienen los
otros tal como lo hace ella, esto es un ejemplo.

La idea de este análisis es que te deshagas de lo negativo que has ido adquiriendo de estas
cinco personas y solo tomes lo positivo. También hay que hacerlo porque te ayudará a
elegir cuidadosamente a las personas con las que te relacionas. Elige a quienes compartan
tu filosofía de la vida, a quienes sí aporten a tu vida y aléjate de aquellas que tienen una
vibración negativa, ya que tarde o temprano te contagiarán.
No podemos decidir dónde nacer ni a nuestros familiares, pero sí podemos elegir con
quiénes queremos relacionarnos, qué ambientes deseamos frecuentar y otros muchos
factores, así que sí, las personas influyen en nuestra personalidad, pero tenemos el poder
de decidir hasta qué punto y cómo.
Tú decides lo que quieres ser y lo que deseas tomar de la vida, no lo olvides.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More