Artículos

La papa es más benéfica de lo que se cree, ¡descubre sus propiedades!

Hay alimentos que gozan de fama y aceptación, y hay otros a los que eliminamos
de nuestra dieta sin darles el beneficio de la duda y sin investigar sus cualidades
en fuentes fidedignas. Este es el caso de la nutritiva papa, ¡sí, así como lo lees! La
papa es más benéfica de lo que crees y para comprobártelo recurrimos a la
doctora Esther Schiffman Selechnik, nutrióloga y especialista en obesidad.
Con ayuda de su experiencia vamos a desmitificar todo lo que se ha dicho sobre la
papa y a desvelar todas sus propiedades, las cuales son muchas y muy benéficas
para nuestra salud.
Mito 1. La papa engorda.
¡No!, una papa mediana, de alrededor de 148 g, contiene 110 calorías de las
2,000 que un adulto promedio necesita consumir diariamente par estar saludable,
así que, de acuerdo a estas cifras, en términos de densidad energética se clasifica
como un alimento de bajo aporte energético.
De modo que puedes estar tranquilo si incluyes papas en tu dieta, ya que de
hecho forma parte del grupo de cereales en el Plato del buen comer y esta
clasificación de alimentos ha sido definida por expertos en la materia.
Además, no tan solo no engorda, sino que te aporta muchos beneficios: fibra (8 %
de la Ingestión Diaria Recomendada –IDR), vitamina C (45 % de la IDR), vitamina
B6 (10 % de la IDR), magnesio (6 % de la IDR) y potasio (18 % de la IDR).
Otro dato importante es que al ser rica en almidón nos brinda una sensación de
saciedad y nos ayuda a disminuir el consumo de otros alimentos menos
saludables.
Mito 2. Todos los nutrientes de la papa están en la cáscara.
No todos. Es cierto que en la cáscara de la papa se encuentran la fibra y algunos
antioxidantes muy potentes, pero en su interior se encuentra la vitamina C,

vitamina B6, potasio, magnesio, almidón y otros nutrientes que la siguen
convirtiendo en un alimento muy benéfico para nuestra salud.
Mito 3. Las papas no son prácticas ni versátiles en la cocina.
Con papas se pueden preparar infinidad de platillos: puré de papa, papas a la
francesa, suflé de papa, tortilla española con papas, estofado de pollo o de res,
ensaladas, tortas de papa, etc., el límite está en la creatividad.
Claro que si queremos comer en 5 minutos, solo la comida rápida o
semipreparada es la opción, pero por supuesto no es nada saludable. Preparar un
alimento nutritivo requiere tiempo, incluso hacer una ensalada lleva mucho más de
5 minutos, piensa en que debes cortar los ingredientes, lavarlos y desinfectarlos
durante un buen rato.
Así que la papa sí es versátil y práctica, además, hay tantas variedades que
puedes crear muchos platillos o puedes recurrir a las papas congeladas o al puré
instantáneo, productos que tienen una larga vida en anaquel y que te permiten
continuar disfrutando de sus nutrientes. Consigue un recetario y empieza a cultivar
tus dotes de chef, vale mucho la pena.
Mito 4. Los productos de papa no son alternativas saludables para mi familia
porque pierden sus propiedades o no están hechos realmente con papa o
contienen mucha grasa.
Al hablar de productos de papa nos referimos a las papas precortadas,
precocidas, congeledas y al puré de papa instantáneo. Todos estos productos son
preparados con papas frescas de Estados Unidos, las cuales son cultivadas en
suelos fértiles y en zonas que tienen las condiciones necesarias para otorgarles a
las papas los nutrientes esenciales para la salud.
Veamos cuál es el proceso para que desmitifiquemos esta creencia. Una vez
cosechadas, las papas son inmediatamente procesadas, congeladas o
deshidratadas bajo altos estándares de calidad, de modo que se mantiene el
mismo valor nutricional que el de las papas frescas.

Es más, el proceso de congelación o deshidratación impide el desarrollo de
microorganismos y por ello generalmente no requieren ni contienen
conservadores.
En cuanto a las papas prefritas congeladas se utilizan aceites vegetales y
condimentos naturales de diferentes sabores bajos en sodio y se ha comprobado
que debido a su baja húmedas absorben menos aceite al momento de
prepararlas.
Y para que estemos más tranquilos es importante saber que todos estos
productos han pasado por rigurosas regulaciones internacionales, lo que significa
que son más que aptos para la salud de los consumidores. ¡Piérdele el miedo a
los productos de papa!, son tan saludables como una papa fresca y además, te
ahorran tiempo.
Ahora que ya sabemos que más que realidad son mitos, ¡manos a la obra!, incluye
en tu dieta a la rica y nutritiva papa, tu cuerpo te lo va a agradecer.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More