Artículos

¡Es temporada de granadas, aprovecha!

Es difícil no asociar a la granada con los chiles en nogada, ya que es el platillo más clásico y
famoso donde la podemos encontrar, pero esta fruta es tan versátil que combina con
otras preparaciones, todas ellas muy saludables.
Antes de darte algunas ideas para combinarla, hablemos un poco sobre sus beneficios. La
granada es rica en vitamina C, potasio y fibra, y la mayoría de esta fibra se encuentra en
las semillas blancas, así que si eres de los que tiraban estas semillas, ¡ya no lo hagas y
aprovéchalas!
Es baja en calorías, por ejemplo, una fruta aporta 234 calorías, una cantidad adecuada
para quienes están cuidando su peso. Tanto las semillas (toda ella) como la cáscara
contienen una gran cantidad de antioxidantes, los cuales ayudan a proteger el cuerpo
contra la inflamación y el daño de los radicales libres. ¡Claro!, pocos se comen la cáscara,
pues tiene un sabor amargo, pero con que te comas las semillas tienes aprovechas sus
beneficios.
En cuanto a minerales, la granada no se queda corta. Además de potasio, aporta
magnesio, manganeso, zinc, cobre, fósforo y hierro, así como vitaminas A, B y la C que ya
habíamos mencionado.
En México tenemos la suerte de contar con árboles de granadas, así que no tenemos que
importarlas y pagar demasiado por ellas. Las puedes encontrar el súper o en los mercados
fijos o sobre ruedas, siempre y cuando se la temporada.
Ahora bien, más allá de los chiles en nogada, cómo puedes consumirlas. Combina las
semillas con yogurt y tendrás un delicioso y nutritivo desayuno. Agrégalas a tu ensalada,
combinan muy bien con lechuga, manzana, germinado y queso o pollo. Haz mermelada de
granada o sácale jugo: pártela por la mitad y pásala por el exprimidor de naranjas, esto es
mucho mejor que comprarlo embotellado, ya que evitas los aditivos que suelen ponerle.
5 beneficios que obtienes al consumir granada
Son mucho más que cinco, pero los más importantes son:

Reduce el daño de los radicales libres: el exceso de radicales libres afecta nuestra salud,
pero en particular provoca que el envejecimiento celular se acelere, así que el potente
contenido de antioxidantes de la granada te ayudará a prevenir estos problemas.
Contribuyen a mantener saludable la próstata: las frutas y verduras de color rojo como el
jitomate, la sandía y la granada contienen licopeno, un fitoquímico que ha comprobado
sus efectos positivos en la salud de la próstata.
Mantiene tus articulaciones saludables: beber jugo de granada ayuda a mejorar el
funcionamiento de las rodillas y reduce la degradación del cartílago.
Apoya la salud de tu corazón: la granada contiene punicalaginas, un compuesto que es
parte de la familia de los polifenoles y que numerosos estudios han comprobado que
ayuda a mantener sano nuestro corazón y el sistema vascular. En la granada este
compuesto se encuentra en la cáscara y las membranas, pero puedes acceder a él
tomándote el jugo de la fruta.
Te ayuda a tener más resistencia al hacer ejercicio: el jugo de la granada te ayuda a
mejorar el flujo sanguíneo y a retrasar la fatiga durante el ejercicio, además de que te
permitirá recuperarte más rápido y mejor después de un entrenamiento.
Ahora que ya conoces las propiedades de la granada, ¿no crees que vale la pena pelarla y
disfrutar de su jugo? ¡Claro que sí!, aprovecha que es temporada y si quieres disfrutar de
ella más tiempo, congela el jugo, este puede mantenerse en buen estado durante al
menos dos meses más.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More