Artículos

¡Cuidado!, si no duermes bien podrías desarrollar enfermedades mentales

La tecnología, las nuevas formas de entretenimiento (como desvelarse viendo películas o
leyendo en aparatos electrónicos), el estrés y el ritmo acelerado que actualmente vivimos
afecta la calidad de nuestro sueño: dormimos poco y mal, y de acuerdo con diversos
estudios, afecta seriamente nuestra salud.
Según los expertos del Hospital Houston Methodist, la falta de sueño está relacionada,
entre muchas otras, a enfermedades cerebrales a largo plazo, en particular mencionan el
Alzheimer o demencia. Recordemos que el sueño cumple una función muy importante en
nuestro cuerpo, en pocas palabras, es la forma en la que se recupera y repara de las
actividades que tenemos durante el día y si no le damos esa oportunidad, vemos
inmediatamente las consecuencias.
Tenemos que dormir, los adultos, al menos 8 horas diarias y los niños, 9 horas o más. Con
esto estaremos protegiendo a nuestro cuerpo y dándole la oportunidad de que se
regenere, pero si no lo hacemos, nuestro cerebro empezará a acumular “desechos”, tal
como lo comenta el doctor Gustavo Román, profesor de Neurología del Hospital Houston
Methodist y de la Universidad de Cornell en Nueva York:
“En los últimos tres o cuatro años hemos aprendido que el cerebro tiene una función de
limpieza que elimina todos los desechos metabólicos que resultan de las actividades del
día, durante el sueño, es decir que si una persona no duerme lo suficiente o si la calidad
del sueño no es adecuada el cerebro se va a encontrar en medio de una serie de desechos
metabólicos que le impiden funcionar muy bien.”
Entre estos “desechos metabólicos”, agrega el doctor, se encuentran proteínas como el
beta amiloide y la proteína tau, las cuales se encuentran en el cerebro de los pacientes
que desarrollan la enfermedad de Alzheimer. Así que si no dormimos bien las
posibilidades de contraer esta enfermedad son más grandes.

Y no solo corremos el riesgo de contraer esta enfermedad, sino también, la demencia
vascular, la cual consiste en el desarrollo de pequeños pero múltiples infartos cerebrales
que se presentan debido a que no tenemos las condiciones para que nuestra sangre
metabolice bien, ni para que nuestro cuerpo se oxigene y esto termina produciendo una
desconexión de las vías necesarias para el cerebro funcione bien.
El doctor Román comenta al respecto que “la causa más común es un problema que se
llama apnea obstructiva del sueño, la cual ocurre cuando una persona deja de respirar
durante la fase profunda del sueño. Generalmente estos pacientes tienen una historia de
que roncan toda la noche y lo más grave es cuando entran en una fase de silencio total,
porque dejan de respirar y esto puede ser por un lapso de 20, 30 o 60 segundos, lo que
provoca que la concentración de oxígeno en la sangre baje y el cerebro pide respirar, pero
la vía aérea está cerrada.
Duerme bien y tu cerebro hará muy bien su trabajo
Necesitamos que nuestro cerebro haga su labor de limpieza, hagámoslo durmiendo bien,
ya que esta limpieza se hace durante la fase profunda de sueño, es decir, REM
(movimientos oculares rápidos, por su traducción del inglés). Durante este proceso se
organizan las memorias en diferentes compartimentos, de modo que cuando nuestro
cerebro busca cierta información sabe dónde está, pero si no dormimos bien esta
información no se clasificará ni archivará bien… ¿te ha pasado que no te acuerdas de algo
muy simple? Pues es debido a que no duermes bien.
Finalmente, los expertos del Hospital Houston Methodist nos dan unos consejos para
lograr dormir como se debe, anota:
 Establece horarios de sueño.
 Usa de forma adecuada los dispositivos electrónicos (no abuses de ellos).
 Evita ir a la cama utilizando dispositivos electrónicos, así como con la televisión
prendida.
 Realiza siestas después de la comida más fuerte del día.
 Cena ligero.
 Ten una habitación confortable, con buena temperatura y sin iluminación.

Ahora sí, ¡dulces sueños!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More