Artículos

Con la deshidratación no se juega, dale de beber a tu cuerpo

Generalmente tomamos agua solo si tenemos sed, craso error que la mayoría
cometemos y que pone en riesgo nuestra salud, ya que cuando nuestro cuerpo
envía la señal de que tenemos sed es que estamos en un punto de
deshidratación.
Lo que debemos hacer es habituarnos a tomar agua todos los días, durante todo
el año, aunque no sintamos sed y con mayor razón si vivimos en una región
cálida. Además, debemos aumentar la cantidad de líquidos durante el verano.
De acuerdo con el doctor John Fackler, ortopedista y especialista en medicina
deportiva del Hospital Houston Methodist Woodlands, cualquier persona que esté
expuesta al calor puede deshidratarse fácilmente, pero más las personas que
realizan actividades físicas en horas de mayor temperatura, cosa que debemos
evitar en la medida de lo posible.
Pero si tus actividades te obligan a exponerte al sol durante las horas más cálidas
trata de tomar agua constantemente para evitar la deshidratación y si eres
deportista, elige mejor las horas de la mañana o la tarde-noche para ejercitarte, no
expongas tu salud.
Signos de la deshidratación
Según el doctor Fackler la deshidratación puede provocar agotamiento por calor,
lo cual a su vez podría presentar lo siguiente:
 Fatiga
 Dolores de cabeza
 Náuseas y/o vómito
 Calambres musculares
 Mareos o pérdida de coordinación
¿Qué hacer en caso de deshidratación?
Si tú o alguien presentan los signos anteriores, el doctor Fackler recomienda
moverse de inmediato a un área sombreada o al interior de un inmueble, tomar

líquidos y aplicar hielo en los músculos. Si los síntomas continúan, acude a tu
médico para una atención completa.
Además, el doctor agregó que la cantidad de agua que un individuo activo debe
beber para mantenerse adecuadamente hidratado varía de persona a persona, lo
que depende de varios factores, entre los que destacan el nivel de transpiración,
afecciones médicas preexistentes, uso de medicamentos, entre otros.
La mejor manera de saber si estás bien hidratado es conocer el color de tu orina.
Si es de color pálido, entonces estás bien hidratado. Si está oscuro, necesitas
beber más líquidos de inmediato.
No juegues con tu salud, bebe agua siempre, no importa que no sientas sed y
recuerda, evita las actividades físicas en las horas de más calor. No te expongas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Read More